• Lanchas rápidas de la Armada iraní patrullan las aguas del Golfo Pérsico, 30 de abril de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 17 de mayo de 2019 14:02
Actualizada: viernes, 17 de mayo de 2019 15:05

El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) asegura que EE.UU. no cometerá la estupidez de lanzar una agresión militar contra Irán.

El comandante adjunto del CGRI para Asuntos Jurídicos y Parlamentarios, el general Mohamad Saleh Yokar, desestimó el jueves las amenazas militares del Gobierno estadounidense a la República Islámica.

Para argumentar su convicción, el alto mando persa señaló el fracaso sufrido por el régimen israelí en sus últimos ataques a la asediada Franja de Gaza con el aval y el apoyo del presidente de EE.UU., Donald Trump, y cómo tras unos días Israel recurrió “de forma absolutamente abyecta” a países árabes para alcanzar un alto el fuego.

“EE.UU. no tiene capacidad para atacar a países como Siria, Venezuela y Corea del Norte, por lo que desencadenar una guerra contra un país poderoso como Irán, cuya influencia regional crece día a día, no es una estupidez que vaya a cometer Washington”, razonó el general.

EE.UU. no tiene capacidad para atacar a países como Siria, Venezuela y Corea del Norte, por lo que desencadenar una guerra contra un país poderoso como Irán, cuya influencia regional crece día a día, no es una estupidez que vaya a cometer Washington”, ha considerado el general Mohamad Saleh Yokar, comandante adjunto para Asuntos Jurídicos y Parlamentarios del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI).

 

A fin de poner de relieve ese poder, el responsable castrense destacó el poder disuasivo de los misiles de Irán, que según precisó en el caso de los de largo alcance pueden alcanzar objetivos a 2000 km de distancia, mientras que los de corto alcance pueden “alcanzar con facilidad” buques de guerra que naveguen por el Golfo Pérsico.

Además, el también exresponsable del Cuerpo de Guardianes en la provincia de Yazd, en el centro de Irán, hizo notar que el oeste de Asia proporciona más de 60 % de la energía del planeta, por lo que una eventual guerra en esa zona tendría un gran impacto en el suministro mundial.

Por último, el general Yokar recalcó que la economía de EE.UU. ya no es capaz de soportar el coste de una nueva guerra, dada la mala situación del país norteamericano desde el punto de los recursos humanos y las condiciones sociales.

El domingo pasado, la Casa Blanca anunció el envío del grupo de ataque del portaviones USS Abraham Lincoln (CVN-72) al Golfo Pérsico para hacer frente a Irán. Asimismo, envió el jueves otros dos destructores equipados con misiles Tomahawak a la zona en medio de la escalada de tensiones con Irán.

Las Fuerzas Armadas iraníes han menospreciado la retórica belicista estadounidense, que consideran una mera operación de “guerra psicológica”, a la vez que aseguran que EE.UU. no se atreverá a librar una guerra contra su país.

msm/mla/rba

Comentarios