• El presidente de EE.UU., Donald Trump, y Michael Cohen, su exabogado.
Publicada: viernes, 18 de enero de 2019 0:55

Un exabogado del presidente de EE.UU., Donald Trump, ha admitido que le pagó a un hombre para manipular las encuestas online en la campaña electoral del 2016.

Michael Cohen ha confirmado este jueves un informe del diario estadounidense The Wall Street Journal que indicaba que a principios de 2015 le pagó al jefe de una pequeña compañía tecnológica, John Gauger, para que hiciera un programa que le diese muchos votos a Trump.

“Lo que hice fue por orden y para el único beneficio de @realDonaldTrump @POTUS. Lamento profundamente mi lealtad ciega a un hombre que no lo merece”, ha tuiteado Cohen.

El abogado, que en ese entonces era la mano derecha de Trump, se declaró culpable el año pasado de violar leyes de financiamiento de campaña al arreglar el pago a dos mujeres que aseguraban haber tenido vínculos con Trump para que se mantuvieran en silencio.

En total, Cohen se declaró culpable de ocho cargos, incluidos cinco de evasión fiscal y uno por hacer declaraciones falsas a bancos para obtener créditos por valor de 20 millones de dólares.

El artículo de The Wall Street Journal detallaba que Gauger, que es el jefe de información en la Universidad Liberty, una escuela evangélica cristiana en Virginia, recibió poco más de 12 000 dólares en efectivo por el trabajo, supuestamente menos de los 50 000 que se le prometieron.

Lo que hice fue por orden y para el único beneficio de @realDonaldTrump @POTUS. Lamento profundamente mi lealtad ciega a un hombre que no lo merece”, dice Michael Cohen, exabogado del presidente de EE.UU., Donald Trump, en alusión al pago a un hombre para manipular las encuestas para las presidenciales del 2016.

 

El fiscal del caso, Robert Khuzami, explicó a los periodistas que Cohen admitió haber pagado para silenciar a dos mujeres que tenían información que sería “perjudicial” para la campaña presidencial de Trump.

Ese dinero, por tanto, habría sido una contribución ilegal a la campaña electoral, al no haber sido declarado y superar los límites establecidos.

La declaración de Cohen se produjo prácticamente al mismo tiempo que en Virginia un jurado declaraba culpable de múltiples cargos por fraude a Paul Manafort, el exjefe de campaña de Trump.

Alan J.Steinberg, un exasesor del expresidente George W. Bush, ha dicho recientemente que Trump podría ser acusado por la Cámara de Representantes por su presunta participación en los pagos ilegales realizados por Cohen, a las mujeres que afirmaron haber mantenido relaciones sentimentales con el mandatario.

alg/ctl/nlr/rba