• El presidente de EE.UU., Donald Trump, habla durante un evento en Virginia Occidental, 3 de junio de 2018.
Publicada: miércoles, 4 de julio de 2018 16:31
Actualizada: miércoles, 4 de julio de 2018 17:00

El presidente de EE.UU., Donald Trump, sorprendió a sus asesores planteando invadir Venezuela, según funcionarios citados por la prensa estadounidense.

Trump preguntó a sus asesores por qué su país no podía simplemente invadir el país al final de una reunión de agosto del año pasado en la Casa Blanca destinada a discutir las sanciones a Venezuela, ha revelado este miércoles un alto funcionario de la Administración estadounidense citado por la agencia de noticias The Associated Press (AP).

En la reunión, celebrada en el Despacho Oval, el entonces secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, el consejero de seguridad nacional, H.R. McMaster (los dos han abandonado sus puestos), y otros asistentes debieron intervenir por turnos para explicar por qué no era una buena idea un ataque militar a Venezuela.

Explicaron, en esencia, que sacar ese tema podría hacer que Washington pierda el apoyo de algunos Gobiernos latinoamericanos. Trump, sin embargo, también presentó sus argumentos y puso ejemplos de lo que él consideró casos “exitosos” de la diplomacia de cañonera estadounidense, como las invasiones de Panamá y Granada en la década de 1980.

La idea, a pesar de los mejores intentos de sus asesores, persistió en la cabeza del presidente, quien, de hecho, el día después amenazó en público con una “opción militar” para sacar del poder al presidente venezolano, Nicolás Maduro. 

 

Trump planteó también el tema en una reunión con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dos altos funcionarios del mismo país y, por último, con el funcionario de EE.UU. que ahora ha sacado a la luz estos hechos a condición de permanecer en el anonimato.

Meses después, el inquilino de la Casa Blanca volvió a hacer oídos sordos a las advertencias de sus asesores y mencionó el tema en una cena privada organizada al margen de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), también con Santos y los mismos dos funcionarios colombianos, junto a dirigentes de tres países latinoamericanos más aliados a Washington y, de nuevo, el informante.

El presidente norteamericano empezó diciendo “mi equipo me ha dicho que no diga esto”, de lo que se deduce que los asesores le habían aconsejado específicamente que no planteara el asunto. Al final, Trump preguntó a cada líder si estaba seguro de que no quería una “solución” militar, a lo que todos respondieron con claridad que estaban seguros de no querer tal cosa.

Maduro llevaba tiempo advirtiendo de que Estados Unidos tiene planes militares para Venezuela y sus vastas reservas petroleras, algo que según se sabe ahora Trump confirmó con su belicosa propuesta, condenada incluso por algunos de los aliados más incondicionales de EE.UU.

snr/mla/alg/mkh

Comentarios