• Personal del Ejército de China asiste a la inauguración de la nueva base militar china en Yibuti, en el Cuerno de África, 1 de agosto de 2017.
Publicada: domingo, 17 de junio de 2018 7:55
Actualizada: domingo, 17 de junio de 2018 10:08

¿Es China enemiga, rival o compañera de EE.UU. en África, o todo a la vez?, cuestiona el nominado a subsecretario estadounidense de Estado para Asuntos Africanos.

Durante la audiencia de confirmación ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos, el diplomático Tibor P. Nagy alertó de las actividades de China en África, especialmente porque ese país asiático “se presenta a sí mismo como un modelo más apropiado para el desarrollo de los países africanos”.

Estados Unidos tiene que considerar este tema. África se encuentra en una encrucijada histórica y la dirección que elija afectará a la seguridad y el bienestar del resto del mundo en el futuro”, advirtió el viernes Nagy.

A continuación, se refirió a los pronósticos que revelan que la población de África llegará a los 2500 millones de personas en el año 2050, de los que el 70 % serán menores de 30 años. Nigeria, apostilló, va a superar a EE.UU. y tendrá 350 millones de personas.

Estados Unidos tiene que considerar este tema. África se encuentra en una encrucijada histórica y la dirección que elija afectará a la seguridad y el bienestar del resto del mundo en el futuro”, advirtió el diplomático Tibor P. Nagy, nominado para subsecretario estadounidense de Estado para Asuntos Africanos en su audiencia de confirmación ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE.UU.

 

Los jóvenes africanos tienen ambiciones de vida similares a los jóvenes en todas partes, si sus sueños se frustran por conflictos, la mala gestión de los gobiernos o la falta de oportunidades, los resultados serán catastróficos. Pero, si aprovechan de las perspectivas positivas, los jóvenes de África serán una fuerza dinámica para el progreso y la prosperidad del mundo.

“EE.UU. está bien posicionado para beneficiarse del segundo escenario. Una África estable que brinda oportunidades a su gente, da la bienvenida a las empresas estadounidenses y eso es alcanzable”, subrayó.

Nagy llamó la atención de sus interlocutores diciendo que algunos líderes africanos están perpetuando sus gobiernos a través de la manipulación constitucional y el aumento de la represión, y en este contexto, aludió al caso de Sudán del Sur, que cayó en una guerra civil en 2013 meses después de que el presidente Salva Kiir despidiera a su adjunto, Riek Machar. 

El Gobierno de Estados Unidos ha advertido de que China busca sus propios beneficios en África. Washington intenta frenar los “préstamos de bajo interés”, que países como China ofrecen a los africanos, puesto que, a su criterio, están provocando un “creciente endeudamiento en África”.

msm/ctl/msf