• Un lanzador móvil de misiles es exhibido en un desfile militar en la plaza Kim Il-Sung, Pyongyang, capital norcoreana, 15 de abril de 2017.
Publicada: jueves, 17 de mayo de 2018 7:26
Actualizada: jueves, 17 de mayo de 2018 7:50

Estados Unidos pide a Corea del Norte que entregue, en una primera fase, parte de su arsenal, incluidas las cabezas nucleares y los misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés), una demanda que recuerda medidas que aplicó Washington a la Libia de Muamar Gadafi.

El dictador libio (1969-2011) entregó voluntariamente su arsenal nuclear a Washington. Unos años después, en 2011, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), con EE.UU. a la cabeza, atacó Libia y ejecutó a Gadafi, lo que sumergió al país en una guerra civil que dura hasta hoy y allanó el camino para la aparición del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe). Pyongyang ya ha dejado claro que no se someterá al “modelo libio”.

Asahi ha informado este jueves, citando varias fuentes cercanas a Corea del Norte, que la Casa Blanca ha fijado un plazo de seis meses para recibir el cargamento nuclear norcoreano.

El diario japonés señala que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ha indicado por su parte al líder norcoreano, Kim Jong-un, que si Corea del Norte se desarma de la manera que desea Washington este podría sacar al país de su lista de países “patrocinadores del terrorismo”.

 

El rotativo destaca asimismo que si Pyongyang acepta de aquí al 12 de junio (fecha prevista para una cumbre Pyongyang-Washington) realizar una desnuclearización “completa”, “comprobable” e “irreversible” , Estados Unidos contempla también dar “garantías” al Gobierno norcoreano sobre su seguridad, que se incluirían en la declaración final del encuentro.

Pyongyang, sin embargo, amenazó el martes con cancelar la cita en reacción a las maniobras militares conjuntas Max Thunder de las fuerzas aéreas de Corea del Sur y EE.UU., que según denuncia la agencia norcoreana de noticias KCNA son “una provocación” y, en realidad, un ensayo para una posible invasión de Corea del Norte.

El líder norcoreano ha dejado claro el compromiso de su país con la desnuclearización se hará efectivo una vez que EE.UU. abandone su “política hostil y sus amenazas a la seguridad” del país asiático.

ask/mla/alg

Commentarios