• Una detonación nuclear.
Publicada: domingo, 14 de enero de 2018 11:21
Actualizada: domingo, 14 de enero de 2018 13:46

En momentos de agitación en la península de Corea, expertos en geopolítica internacional que vigilan de cerca los nexos de Estados Unidos con China no descartan una guerra nuclear entre los dos países por la escalada de tensiones desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca.

Zhang Yansheng, ex secretario general del comité académico de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China, dio el viernes una dura advertencia en un debate anual organizado por el rotativo South China Morning Post, en un panel que examinaba los lazos entre China y Estados Unidos.

“Un tema clave para 2018 es si podemos evitar los conflictos internacionales y la confrontación, y la relación entre China y Estados Unidos. Esto decidirá en gran medida si el mundo puede superar el actual interludio de la globalización”, dijo Yansheng.

En el evento, otros expertos respaldaron la referida declaración y manifestaron que un conflicto nuclear de proporciones catastróficas podría comenzar por una disputa comercial, mientras el presidente de EE.UU., Donald Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, luchan por el poder.

Por su parte, Daniel Russell, antiguo subsecretario de Estado de Estados Unidos para Asia Oriental y el Pacífico, subrayó que señales de advertencia que apuntan a algún tipo de medidas comerciales duras por parte de la Administración de Trump hacia China son inconfundibles. Cuando se tiene en cuenta la posibilidad de represalias, “la situación empeora”, advirtió.

Un tema clave para 2018 es si podemos evitar los conflictos internacionales y la confrontación, y la relación entre China y Estados Unidos. Esto decidirá en gran medida si el mundo puede superar el actual interludio de la globalización”, dijo Zhang Yansheng, ex secretario general del comité académico de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China.

 

Ante este escenario, se han desarrollado simulacros de guerra, incluso Pekín ordenó el lanzamiento de misiles y la preparación para la guerra en 4000 bases militares. Estas maniobras sin precedentes se están realizando, ya que los expertos sugieren que existe la posibilidad de que comience la Tercera Guerra Mundial.

El Gobierno chino ha subrayado que una invasión terrestre de Estados Unidos a Corea del Norte pondría a Pekin del lado del segundo, a menos que sea en respuesta a un ataque directo. Trump ha instado a su homólogo chino a hacer más que emitir duras sanciones económicas, que están estrangulando las rutas de suministro de Corea del Norte.

Además, Pekín que libra una disputa regional por las aguas del mar de la China Meridional ha prometido salvaguardar su soberanía territorial frente a EE.UU. y Japón, y rechaza cualquier injerencia foránea en sus asuntos internos.

aaf/ctl/mnz/msf

Commentarios