• El presidente de EE.UU., Donald Trum (dcha.), y su par chino, Xi Jinping.
Publicada: sábado, 28 de octubre de 2017 6:55
Actualizada: sábado, 28 de octubre de 2017 9:07

Además de la posibilidad de un intercambio nuclear entre EE.UU. y Rusia, otro peligro crece para EE.UU.: una guerra con China, advierte un exagente de la CIA.

Un exespecialista antiterrorista y oficial de inteligencia militar de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, en inglés) habló el viernes con la cadena de noticias iraní en inglés Press TV sobre las amenazas existentes que enfrenta Estados Unidos.

Philip Giraldi denunció que EE.UU. no comprende los cambios económicos y geopolíticos que se está llevando a cabo en todo el globo, en particular en los países en desarrollo que están en vías de convertirse en desarrollados.

Para este exagente de la CIA, todos estos cambios son “cambios fundamentales” que también tienen efecto en Estados Unidos, pero las autoridades estadounidenses no pueden mantenerse al margen de estos cambios.

Además, reconoció que las existentes amenazas contra EE.UU. son las armas nucleares, el cambio climático y una guerra con Rusia, pero insistió en que “también hay una posibilidad de guerra con China si no hacemos las cosas correctamente con China”.

También hay una posibilidad de guerra con China si no hacemos las cosas correctamente con China”, advierte el exespecialista antiterrorista y oficial de inteligencia militar de la CIA, Philip Giraldi.

 

Giraldi continuó alertando que se está desarrollando “una situación potencialmente muy desagradable” con Corea del Norte; Washington y Pyongyang se encuentran en plena guerra verbal y no dejan de provocarse mutuamente, mientras existe una posibilidad seria del estallido de una guerra nuclear entre ambos.

En este contexto, muchos expertos creen que Corea del Norte está a la cabeza de la lista de cuestiones que podrían provocar una guerra entre Pekín y Washington, aunque China ha apoyado en reiteradas ocasiones a EE.UU. en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para promover las sanciones antinorcoreanas.

El régimen de sanciones es destinado a castigar a Pyongyang por sus pruebas misilísticas y nucleares, con las que está en contra Pekín, pero al mismo tiempo considera responsable a Estados Unidos por sus provocaciones contra esta nación asiática ya nuclear, en particular las maniobras militares conjuntas que realiza con sus aliados regionales, es decir Corea del Sur y Japón.

La lista de puntos de discrepancia entre China y EE.UU. se trata de una larga lista: entre otros están la dominación de la economía mundial por parte del gigante asiático, la disputa de una serie de islas entre China y algunos de sus vecinos en el mar de la China Meridional —con la que interfiere EE.UU.—, y la crisis de Taiwán y sus sueños independentistas que es apoyado ocultamente por la Casa Blanca.

zss/rha/hnb

Commentarios