• Soldados del ejército estadounidense en la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán, 13 de agosto de 2015.
Publicada: sábado, 17 de junio de 2017 17:42
Actualizada: sábado, 17 de junio de 2017 21:01

La guerra de EE.UU. en Afganistán de más de 16 años han sido un ‘fracaso absoluto’, ‎observa Jack Keane, un general retirado estadounidense.‎

En declaraciones concedidas el viernes a la cadena de televisión local Fox News, el exgeneral de cuatro estrellas que abandonó el Ejército en 2003 echó la culpa al expresidente de Estados Unidos Barack Obama (2009-2017) por lo que llamó un “fallo” a la hora de dar un impulso a la guerra.

Explicó que Obama nunca se comprometió lo suficiente para cambiar el rumbo de la guerra, y por esa razón “estamos donde estamos”, recalcó, para luego añadir que, para ganar la guerra, se necesitan de entre 10 000 y 20 000 soldados adicionales.

"Llevamos 16 años involucrados en esta guerra y ha sido un absoluto fracaso, ya que no le hemos puesto fin de forma que nos beneficie", indicó Keane.

El extitular castrense también arremetió contra Obama por haber ordenado la retirada de 100 000 soldados de Afganistán, dejando solo 8400 soldados. Argumentó que el Ejército afgano perdió el apoyo de los militares.

Llevamos 16 años involucrados en esta guerra y ha sido un absoluto fracaso, ya que no le hemos puesto fin de forma que nos beneficie”, indicó Jack Keane, un general retirado estadounidense.

 

Sobre el envío de nuevos soldados al país asiático a petición del Departamento de Defensa de Estados Unidos (el Pentágono), Keane advirtió de que 4000 militares “no son suficientes para derrotar al grupo terrorista Talibán.

“Sin duda alguna 4000 (soldados) serán útiles (…) Pero la pregunta es: ¿Podrán cambiar la guerra a nuestro favor? A mi juicio, no”, puntualizó.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), liderada por Washington, invadió Afganistán en 2001, en el marco de la llamada “guerra contra el terrorismo”. La ofensiva apartó temporalmente a los talibanes del poder, si bien, la inseguridad —pese a la presencia de miles de soldados extranjeros— sigue reinando en el territorio afgano.

ask/rba/nii

Comentarios