• La compañia china de telecomunicaciones ZTE.
Publicada: martes, 7 de marzo de 2017 23:08
Actualizada: miércoles, 8 de marzo de 2017 1:13

Estados Unidos multa a la compañía china de telecomunicaciones ZTE por violar las sanciones estadounidenses impuestas a Irán y Corea del Norte.

La multa a ZTE, que asciende a 1192 millones de dólares, es la mayor aplicada por Estados Unidos a un caso de control de exportaciones, señalan funcionarios estadounidenses.

La empresa china ha acordado pagar la multa y, además, se ha declarado culpable de otros cargos: de obstrucción a la justicia y de esconder información a los investigadores estadounidenses, entre otros.

Este acuerdo les hace responsables, y deja claro que el Gobierno usará todas las herramientas a su disposición para castigar a las empresas que violen nuestras leyes, obstruyan a la justicia y pongan en peligro nuestra seguridad nacional", declaró el fiscal general de EEUU, Jeff Sessions, en un comunicado.

El acuerdo también estipula que ZTE deberá pagar otros 300 millones de dólares, suspendidos durante un periodo de siete años, si no cumple con lo pactado, e incluye a un supervisor independiente para revisar las operaciones de la empresa china.

 

El que ZTE aceptara el acuerdo, según declaró el fiscal general de EEUU, Jeff Sessions, en un comunicado emitido el martes, "les hace responsables, y deja claro que el Gobierno usará todas las herramientas a su disposición para castigar a las empresas que violen nuestras leyes, obstruyan a la justicia y pongan en peligro nuestra seguridad nacional".

"ZTE no solo violó los controles de exportaciones que mantienen sensible tecnología estadounidense fuera de las manos de regímenes hostiles como Irán, también mintió a los investigadores federales e incluso engañó a sus propios investigadores internos sobre sus acciones ilegales", añadió Sessions.

Desde enero de 2010 hasta marzo de 2016, ZTE envió a Irán equipamientos estadounidenses para redes de telefonía celular por un monto de 32 millones de dólares. Asimismo, en ese período, realizó 283 embarques de teléfonos celulares a Corea del Norte con pleno conocimiento de las autoridades de la empresa, declararon funcionarios estadounidenses a la prensa.

La investigación comenzó durante el mandato del ya expresidente Barack Obama e involucró a los ministerios de Justicia, Comercio y Tesoro. Su desenlace le viene como anillo al dedo al actual presidente de EE.UU., Donald Trump, y a su agresiva retórica comercial teñida de consideraciones sobre la seguridad nacional.

"Con el liderazgo del presidente Trump aplicaremos agresivamente las políticas comerciales con el doble objetivo de mantener la seguridad de los estadounidenses y proteger a los trabajadores estadounidenses", dijo el secretario de Comercio, Wilbur Ross, en un comunicado.

La compañía ha aceptado operar durante tres años bajo vigilancia y someterse a un programa permanente de monitoreo corporativo que implicaría un "amplio acceso" a los registros de la empresa.

No es la primera vez que Estados Unidos multa a empresas extranjeras como ZTE por eludir las sanciones impuestas a países como Irán y Corea de Norte. Estas medidas se producen pese a la aplicación del acuerdo nuclear entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) que, de hecho, implica el levantamiento de todas las sanciones económicas aplicadas al país persa.

mep/myd/nii/

Comentarios