• Un policía de la ciudad estadounidense de Baltimore lanza un objeto hacia manifestantes que protestaban por el asesinato del afroamericano Freddie Gray, 27 de mayo de 2015.
Publicada: miércoles, 10 de agosto de 2016 17:11
Actualizada: sábado, 18 de marzo de 2017 10:26

La Policía de Baltimore viola derechos constitucionales de residentes de esta ciudad con prácticas discriminatorias, revela el Departamento de Justicia de EE.UU.

El Departamento de Justicia estadounidense ha publicado este miércoles un informe en su sitio web en el que señala como ilegales algunos "comportamientos y prácticas habituales" del Departamento de Policía de Baltimore, por “infringir la Constitución federal".

"Nuestra investigación ha hallado que Baltimore es una ciudad donde se han roto los lazos de confianza y que la Policía de Baltimore ha mantenido prácticas ilegales e inconstitucionales”, se lee en el informe.

Nuestra investigación ha hallado que Baltimore es una ciudad donde se han roto los lazos de confianza y que la Policía de Baltimore ha mantenido prácticas ilegales e inconstitucionales”, indica un informe del Departamento de Justicia de EE.UU.

La nota es el resultado de las pesquisas de los investigadores del Departamento de Justicia, iniciadas después de la muerte de Freddie Gray, un afroamericano de 25 años que murió tras sufrir fractura de cuello en una furgoneta policial en 2015.

 

Desde entonces, la muerte de Gray se ha convertido en símbolo de la violencia policial contra los afrodescendientes en EE.UU. y ha provocado diversas manifestaciones de protesta por el racismo policial en el país norteamericano.

El reporte observa “detenciones callejeras, pequisas y arrestos anticonstitucionales” e incluso “la puesta en vigor de estrategias de mantenimiento del orden que implican disparidades graves e injustificadas en las tasas de registros y arrestos de negros”.

Según lo precisado por el informe, los policías de Baltimore están involucrados en un "uso excesivo de la fuerza" y en "represalias hacia personas que ejercen (un derecho) de expresión protegido por la Constitución".

Al iniciarse la referida investigación, los agentes policiales que habían cometido las infracciones más indignantes fueron despedidos, pero sin ser castigados de manera apropiada por su indebida conducta, señala el texto.

tqi/mla/mrk