• Sistema de armas láser de la Fuerza Naval de EE.UU.
Publicada: jueves, 25 de febrero de 2016 0:17

El Pentágono busca disuadir a países como Rusia y China a través del uso de armamento bélico avanzado y exótico.

Según informó el martes 'The Washington Post' citando a fuentes del Pentágono, el Departamento de Defensa de Estados Unidos ha llegado a la conclusión de que el uso del más avanzado armamento bélico, como la inteligencia artificial y sistemas de aprendizaje automático para crear armas robóticas, equipos 'hombre-máquina' y soldados superpoderosos, son la mejor manera de disuadir a los equipos bélicos rusos y chinos.

En una entrevista realizada la semana pasada al subsecretario estadounidense de Defensa, Robert Work, este habló de estos sistemas y explicó cómo se van a desarrollar.

Así es como vamos a hacer nuestras redes de combate más potentes, e inyectar suficiente incertidumbre en la mente de los rusos y los chinos (…) si alguna vez deciden enfrentarnos, y seríamos capaces de prevalecer en el aspecto convencional [armas no nucleares]. Para mí, esa es la definición de disuasión convencional", detalló el subsecretario de Defensa de EE.UU., Robert Work.

"Así es como vamos a hacer nuestras redes de combate más potentes, e inyectar suficiente incertidumbre en la mente de los rusos y los chinos (…) si alguna vez deciden enfrentarnos, y seríamos capaces de prevalecer en el aspecto convencional [armas no nucleares]. Para mí, esa es la definición de disuasión convencional", detalló Work.

A su juicio, Rusia es "una gran potencia emergente" y China "una potencia emergente con capacidades tecnológicas latentes y la [que] probablemente encarna un reto estratégico más duradero".

El subsecretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Work.

 

En este contexto, The Washington Post hace referencia al presupuesto del Pentágono para 2017, que incluye dinero en aras de la alta tecnología.

“El presupuesto del Pentágono para 2017 incluye algo de dinero en aras de la alta tecnología: 3000 millones para armas avanzadas con el fin de contrarrestar, por ejemplo, un ataque chino a las fuerzas navales de Estados Unidos; 3000 millones asignados para mejorar los sistemas submarinos; 3000 millones para equipos 'hombre-máquina' y operaciones de aviones no tripulados; 1700 millones serán invertidos en cibernética y sistemas electrónicos que utilizan la inteligencia artificial; y 500 millones para juegos de guerra y otras pruebas de nuevos conceptos”, según el rotativo.

A pesar de que EE.UU. es considerado como el país que más gasta en el área militar, por encima de las demás potencias mundiales, las autoridades militares estadounidenses constatan que el futuro poderío militar de China y Rusia será mucho mejor que el de su país.

mep/anz/hnb

Comentarios