• El canciller de Ecuador, Guillaume Long, durante una conferencia de prensa en Quito, capital ecuatoriana, 9 de enero de 2017.
Publicada: jueves, 9 de febrero de 2017 10:56

El canciller ecuatoriano revisa en EE.UU. la estrategia migratoria de Trump y pide a la Celac que se pronuncie al respecto.

En declaraciones a la agencia de noticias Sputnik, el ministro ecuatoriano de Exteriores, Guillaume Long, ha dicho que viaja este jueves a EE.UU. para analizar la situación de sus conciudadanos que viven en el país norteamericano.

Afirma también que Ecuador está muy preocupado por la política migratoria que pretende aplicar la nueva Administración estadounidense, encabezada por el presidente Donald Trump, dado que más de un millón de ecuatorianos residen en el territorio estadounidense.

Es importante que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) pueda alzar su voz en común respecto a la política migratoria de Trump”, ha declarado el canciller ecuatoriano, Guillaume Long.

De acuerdo con Long, posiblemente, una quinta parte de los ecuatorianos residentes en EE.UU. no está en situación regular por carecer de permiso de residencia pertinente, lo que convierte a este colectivo en muy vulnerable en estos momentos.

De hecho, agrega, muchos ecuatorianos han inundado en las últimas semanas los consulados de Ecuador ante el temor de deportaciones.

El jefe de Diplomacia ecuatoriano, ha recalcado que su país espera trabajar en una buena sintonía con el Gobierno de EE.UU., puesto que cuando Donald Trump ganó las presidenciales, “Ecuador felicitó al pueblo norteamericano por haber celebrado una fiesta electoral y democrática”.

 

No obstante, el ministro ha afirmado que ante las medidas antiinmigrantes adoptadas por el inquilino de la Casa Blanca, solo cabe mostrar firmeza desde una América Latina y un Caribe unidos a fin de mostrar a Trump que debería dialogar al respecto.

Por ello, el titular de Exteriores ha señalado que “es importante que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) pueda alzar una voz unánime respecto a la política migratoria de Trump”.

Asimismo, Long ha asegurado que el Gobierno de Quito considera muy injustificado el trato dispensado a México y también a algunos países de la región latinoamericana.

“Estamos muy preocupados que haya este tipo de conflictividad y este tipo de filosofía de los altos muros cuando el mundo necesita de largos puentes”, ha apostillado para después recordar que EE.UU. siempre fue una nación de inmigrantes y se consolidó gracias a la aportación de los mismos.

Las nuevas políticas migratorias anunciadas desde el Despacho Oval, como la construcción de un muro en la frontera con México preocupan a la comunidad ecuatoriana residente en Estados Unidos. El presidente de Ecuador, Rafael Correa recientemente ha pedido unidad a los latinos para hacer frente a los discursos 'inhumanos y crueles' que llegan desde las potencias mundiales.

krd/ncl/nal

Comentarios