• El complejo petroquímico Bu Ali Sina, ubicado en Juzestán, suroeste de Irán.
Publicada: lunes, 26 de abril de 2021 1:20
Actualizada: lunes, 26 de abril de 2021 2:12

A pesar de las duras sanciones impuestas en su contra, la República Islámica de Irán ha logrado la autosuficiencia en la producción del benceno o benzol.

El complejo petroquímico Bu Ali Sina, ubicado en la provincia suroccidental de Juzestán, produjo durante el año anterior del calendario iraní —del 21 de marzo de 2020 al 20 de marzo 2021— 850 610 toneladas de este producto estratégico, alcanzando, de este modo, su capacidad máxima de producción.

Este aumento en la producción ha hecho autosuficiente al país en la importación del benzol y ha impedido salida de divisas en medio de la pandemia del nuevo coronavirus”, ha afirmado este domingo el gerente comercial del mencionado complejo, Ardalan Sedaqat Zade.

El funcionario ha agregado que Irán ha exportado una parte de este hidrocarburo aromático, y logrado reforzar sus ingresos de divisas en una situación que EE.UU., con sus sanciones injustas y la guerra económica, espera, en vano, obligarle al país persa a renegociar su programa nuclear.

 

El benceno se utiliza como punto de partida para fabricar otros productos químicos usados en la fabricación de plásticos, resinas, nilón, ciertos tipos de gomas, fibras sintéticas y en ciertos polímeros. 

Irán registró en 2020 crecimiento económico mientras que los ingresos petroleros del país persa se han reducido significativamente en los últimos años como consecuencia de las sanciones unilaterales reimpuestas por Estados Unidos en 2018 cuando éste optó por retirarse del acuerdo nuclear de 2015 firmado con Irán y otras cinco potencias.

Teherán, por su parte, ha intentado, en los últimos años, aprovechar de la mejor manera posible la oportunidad de sanciones para diversificar su economía, reduciendo su dependencia al petróleo.

msm/ncl/hnb