• Una instalación petrolera en la isla iraní de Jark, en el Golfo Pérsico, marzo de 2017. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 12 de junio de 2019 15:53
Actualizada: miércoles, 12 de junio de 2019 18:35

Tras los embargos de EE.UU. contra Irán, Brasil se ha convertido en un nuevo destino para las exportaciones de productos petroquímicos persas.

En las últimas semanas, Irán ha incrementado sus ventas de productos petroquímicos a Brasil, ha informado Carlos Millnetz, director de la empresa brasileña Eleva Química Ltda, citado este miércoles por la agencia británica de noticias Reuters.

En las últimas semanas, se han reservado para Brasil al menos 230 000 toneladas de urea, incluidos dos envíos para la empresa química Eleva Química Ltda, con sede en el estado meridional de Santa Catarina, explica el ejecutivo.

“Irán quería diversificar sus destinos, buscaba un socio brasileño y pensamos que era una buena oportunidad”, agrega, antes de aseverar que los embargos de EE.UU. no incluyen el comercio de urea.

Irán quería diversificar sus destinos, buscaba un socio brasileño y pensamos que era una buena oportunidad”, dice Carlos Millnetz, director de la empresa brasileña Eleva Química Ltda, sobre el aumento de la venta de productos petroquímicos de Irán a Brasil.

 

En el marco de su agresiva política de “sanciones” a Irán, EE.UU. impuso el viernes embargos al mayor grupo petroquímico de Irán, la Compañía de Industrias Petroquímicas del Golfo Pérsico (PGPIC, por sus siglas en inglés).

Leer más: Irán: Nueva sanción de EEUU revela su absurdo llamado al diálogo

Al respecto, el funcionario brasileño insiste en que las restricciones norteamericanas afectan a los productos derivados del petróleo, incluidos crudos y combustibles. No obstante, recalca, no hay restricción para el comercio de subproductos como la urea.

Desde su salida unilateral del acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), Washington ha intensificado su campaña de presión económica y mediática contra la República Islámica, sobre todo contra su sector petrolero.

Por su parte, Irán ha asegurado en reiteradas ocasiones que seguirá vendiendo su petróleo pese a las sanciones de EE.UU., y afirmado que responderá en su momento a las “acciones ilegales” de Washington en su contra.

fmk/mla/mnz/hnb

Comentarios