• El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, habla en una rueda de prensa en Teherán, la capital persa.
Publicada: domingo, 12 de abril de 2020 17:42

El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, ha expresado el pleno apoyo del país persa al establecimiento de la paz y la estabilidad en Afganistán.

En una llamada telefónica mantenida este domingo con el ministro de Relaciones Exteriores en funciones de Afganistán, Mohamad Hanif Atmar, Zarif ha recordado que todos los esfuerzos deben enfocarse en garantizar la estabilidad y la unidad entre los grupos políticos del referido país asiático.

En otra parte de su conversación, el jefe de la Diplomacia persa ha insistido, asimismo, en la necesidad de desarrollar las relaciones bilaterales entre Teherán y Kabul en varios ámbitos, ha informado la Cancillería persa en un comunicado.  

Esta llamada telefónica se produce en momentos en los que Afganistán atraviesa una crisis política por las tensiones surgidas tras las elecciones presidenciales de septiembre de 2019, así como por la incesante intervención de EE.UU. en los asuntos internos de la nación asiática.

La semana pasada, Zarif sostuvo también varias conversaciones por separado con el presidente electo afgano, Ashraf Qani, y su rival, Abdulá Abdulá, sobre los temas de interés común, los recientes acontecimientos en el ámbito político y los problemas que surgieron a raíz de los últimos comicios presidenciales en Afganistán.

 

El máximo diplomático persa consideró la reconciliación nacional la única solución para conseguir la paz y la estabilidad en Afganistán, al mismo tiempo que aseguró que tal proceso deberá ser encabezado por los propios grupos políticos afganos y siempre conforme a lo que establece la Constitución.

En Afganistán, la instauración de la paz y la estabilidad sigue siendo una entelequia a pesar de que EE.UU. y el grupo armado Talibán firmaron a finales de febrero un acuerdo de paz por el que Washington retirará sus tropas de ese país.

La crisis política afgana empeoró cuando tanto Qani como Abdulá juramentaron por separado, en dos ceremonias celebradas a principios de marzo, como los presidentes del país.

Las autoridades afganas han denunciado en incontables ocasiones que, tras 19 años de presencia de las fuerzas occidentales, encabezadas por EE.UU., los actos terroristas se han intensificado en Afganistán.

Las autoridades persas han atribuido, a su vez, tales hechos nefastos a los intentos de Washington por desestabilizar Afganistán y, de este modo, justificar su presencia militar en el país asiático.

myd/anz/mag/rba