• Un desfile de las fuerzas del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán en Teherán, la capital.
Publicada: domingo, 25 de julio de 2021 15:13

Alto comandante del Ejército iraní subraya que las Fuerzas Armadas no permitirán ninguna violación de su integridad territorial y sus intereses nacionales.

En declaraciones ofrecidas este domingo en una ceremonia militar celebrada en Teherán (capital iraní), el coordinador adjunto del Ejército iraní, el contralmirante Habibolá Sayari, ha indicado que las Fuerzas Armadas de Irán han logrado avances considerables en varios sectores y que actualmente disfrutan de “excelentes capacidades”.

En este sentido, el alto comandante iraní ha hecho hincapié en que las Fuerzas Armadas de Irán tienen la misión de “defender la Revolución Islámica” y el “sistema islámico” del país.

Conforme a Sayari, el Ejército debe aumentar su capacidad de combate frente a cualquier amenaza futura, de tal manera que “pueda anunciar, con plena confianza, que ningún enemigo es capaz de atacar los intereses y la integridad territorial del país”, ha indicado.

El contralmirante iraní también ha puesto de relieve la importancia de impulsar el poder de disuasión del país persa, puesto que, “si Irán es fuerte y tiene un alto poder disuasorio, el mundo contará con la República Islámica como una nación orgullosa y revolucionaria”, ha resaltado.

 

Además de tener un equipo potente y una excelente formación, el poder de disuasión de Irán debe ser tan fuerte que a ningún enemigo se le pase por la mente jamás realizar un acto hostil contra el país persa”, ha agregado.

El alto mando militar iraní ha cerrado sus declaraciones remarcando que el “escenario de la guerra” ha cambiado y han surgido nuevos campos de batalla en el mundo, “exigiendo la preparación de las Fuerzas Armadas de la República Islámica de Irán ante cualquier amenaza”, ha concluido.

Durante las cuatro décadas que han transcurrido desde la victoria de la Revolución Islámica (1979), la República Islámica ha conseguido grandes logros en diferentes ámbitos, el militar incluido, sin someterse a los dictados de los países occidentales, EE.UU. entre ellos. Por esa misma razón, supone una gran amenaza para los intereses de Washington y sus aliados en la región.

Irán, al aclarar una y otra vez que su capacidad militar no representa amenaza alguna para otros países, asegura que su doctrina de defensa se basa simplemente en la disuasión.

En esta línea, las fuerzas iraníes, más determinadas que nunca, siguen protegiendo las fronteras y el territorio nacional ante cualquier amenaza.

sar/anz/mkh