• Egido: Revolución Cubana, ejemplo de democracia participativa
Publicada: domingo, 22 de diciembre de 2019 0:16
Actualizada: miércoles, 1 de enero de 2020 6:55

Con la designación del nuevo primer ministro en Cuba, la Revolución Cubana muestra ser más democrática que las falsas democracias en la región, dice un experto.

Con la modificación de la Constitución y la nueva estructura del Gobierno de Cuba, queda probado que la Revolución cubana, no solo está muy consolidada, sino que tiene la capacidad política de adecuarse institucionalmente ante las nuevas situaciones, ha declarado este sábado el analista en temas internacionales José Antonio Egido en una entrevista para HispanTV.

El experto ha hecho estas declaraciones al comentar la decisión de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba de designar al arquitecto Manuel Marrero Cruz, hasta hoy ministro de Turismo, como nuevo primer ministro para los próximos cinco años. 

De acuerdo con Egido, tras la muerte física del gran dirigente Fidel Castro, se está produciendo un traspaso ordenado a una nueva generación de dirigentes, en la garantía y seguridad de que esa fortaleza institucional va a permitir la supervivencia política de la Revolución Cubana.

 

LEER MÁS: Díaz-Canel cumple su primer año de Gobierno con grandes desafíos

LEER MÁS: EEUU promete seguir sus presiones contra nuevo presidente cubano

En palabras de Egido, la Revolución Cubana “sigue siendo el corazón político, ideológico y simbólico de toda la Revolución Latinoamericana que está por darse y se va a activar desde México hasta la Patagonia, mirando el ejemplo del primer país que se liberó del yugo norteamericano”.

Además, ha defendido que el sistema político de Cuba considerado por el imperialista EE.UU. una dictadura, es mucho más democrático y participativo que las falsas democracias liberales y “débiles”, donde con el voto cada 4 años se solidifica el poder de unas “élites corrompidas y antinacionales”, lo que no sucede ni sucederá en Cuba, ha zanjado.

La nueva Constitución de la isla, aprobada en febrero de este año, establece cambios en las estructuras del poder Ejecutivo y Legislativo, bajo el concepto de descentralizar los mandos y dar espacio a jóvenes élites, ante el recambio generacional, y a 60 años de la revolución. 

Fuente: HispanTV Noticias

lvs/ncl/rba