• Josefina Vidal, embajadora de Cuba en Ottawa (capital de Canadá) en una rueda de prensa.
Publicada: jueves, 31 de enero de 2019 3:36

La embajada de Cuba cree que la retirada de los diplomáticos canadienses de La Habana favorece las políticas de EE.UU. y es una medida contra la isla.

“Semejante comportamiento favorece a quienes en los Estados Unidos usan este problema para atacar y denigrar a Cuba”, recalcó el miércoles Josefina Vidal, embajadora de Cuba en Ottawa (la capital de Canadá).

Las declaraciones de la diplomática cubana se produjeron después de que el Gobierno canadiense anunciara la misma jornada que había decidido retirar a la mitad de sus diplomáticos en el país caribeño a causa del extraño cuadro clínico que han presentado durante su estadía en Cuba.

Según reclama el Gobierno canadiense, 14 de sus diplomáticos residentes en Cuba —entre personal de la embajada y familiares— sufrieron cefaleas desde principios de 2017, al igual que ya ocurriera con 21 diplomáticos estadounidenses y sus parientes.

Semejante comportamiento favorece a quienes en los Estados Unidos usan este problema para atacar y denigrar a Cuba”, recalcó Josefina Vidal, embajadora de Cuba en Ottawa (la capital de Canadá).

 

No obstante, ni Canadá ni EE.UU. han logrado todavía dar con las causas de este misterioso malestar.

En este sentido, la embajadora cubana manifestó que su país entiende las obligaciones de las autoridades de Ottawa de proteger a su personal diplomático en cualquier parte del mundo y tratar de encontrar respuestas a los síntomas de salud reportados en Cuba, sin embargo, consideró que tal decisión es incomprensible.

Asimismo, agregó que tal medida no solo no les ayuda a encontrar respuestas a los síntomas de salud informados, sino que tendrá un impacto negativo en las relaciones entre ambos países.

“Es bien sabido que algunos individuos con posiciones de alto nivel dentro de la política exterior de los Estados Unidos están haciendo un gran esfuerzo para crear un clima de tensión bilateral que busque representar a nuestro país como una amenaza”, afirmó Vidal.

De igual modo, dejó en claro que no existen evidencias que apunten a que dichos síntomas se presentasen debido a que su personal reside en Cuba.

Cuando tuvieron lugar los casos referentes a EE.UU., este acusó a Cuba de atentar contra su personal diplomático y endureció su bloqueo económico por esta culpa. Sin embargo, el Gobierno de Cuba rechazó dichas imputaciones y pidió el esclarecimiento de los hechos y que no se tomaran “decisiones apresuradas sin sustento en evidencias”.

fmd/anz/tqi/rba

Comentarios