• Una enfermera prepara una dosis de la vacuna iraní COVIRAN Barekat para su administración. (Foto: Tasnim)
Publicada: jueves, 17 de junio de 2021 7:18

Irán se ha unido al reducido grupo de seis países capaces de producir vacunas contra la COVID-19, y espera en un futuro próximo exportar este fármaco.

“Ya somos uno de los seis primeros países del mundo que han podido entrar, de cero a cien, en el campo [de la producción] de la vacuna [contra] la COVID-19 y esperamos tener un buen mercado para las exportaciones en el futuro”, destacó el miércoles el ministro iraní de Salud, Said Namaki.

En declaraciones formuladas ante la prensa al margen de un acto celebrado en Teherán (capital), Namaki resaltó que la República Islámica figura entre los cuatro o cinco países del mundo en la producción de equipos médicos.

Conforme subrayó el titular persa, hasta el momento, los investigadores iraníes han estado estudiando o produciendo la vacuna contra la COVID-19 en seis plataformas.

 

Refiriéndose a los avances de Irán en el campo médico y científico, Namaki resaltó el potencial del país persa “como uno de los mayores centros de tecnología médica y en los campos relacionados en todo el mundo”.

La investigación de vacunas contra el nuevo coronavirus ha tomado urgencia en Irán, dadas las duras sanciones estadounidenses impuestas al país, las cuales han obstaculizado los intentos de inmunizar a la población.

Esta semana, el país persa ha aprobado el uso de emergencia de COVIRAN Barekat, la primera vacuna desarrollada en el país contra la COVID-19. “La vacuna iraní es la vacuna menos complicada, más eficaz y más segura del mundo”, dio a conocer en su día Namaki.

Además de COVIRAN Barekat, Irán tiene varios candidatos vacunales, entre ellos Razi COV-Pars y Fajra, que están en el proceso de ensayos clínicos.

Irán también mantiene cooperaciones con Cuba en el desarrollo de la vacuna Soberana-02. De hecho, la candidata cubana se encuentra en la tercera fase de desarrollo de manera simultánea en ambos países.

tqi/ncl/hnb