• Investigadores descubren por accidente una rara bacteria que come metale.
Publicada: lunes, 20 de julio de 2020 1:52
Actualizada: martes, 21 de julio de 2020 3:21

Científicos descubren un tipo de bacteria que come y obtiene sus calorías del metal, tras sospechar por más de 100 años que existen pero sin haberlo comprobado.

Ahora, los microbiólogos del Instituto de Tecnología de California (Caltech) descubrieron accidentalmente la bacteria después de realizar experimentos no relacionados con un tipo de manganeso similar a la tiza, un elemento químico que se encuentra comúnmente.

El Dr. Jared Leadbetter, profesor de microbiología ambiental en Caltech en Pasadena, dejó un frasco de vidrio cubierto con la sustancia para remojarlo en el agua del grifo en el fregadero de su oficina, y dejó el recipiente durante varios meses cuando se fue a trabajar fuera del campus. Cuando regresó, Leadbetter encontró el frasco cubierto con un material oscuro.

“Pensé, ‘¿Qué es eso?'”, explicó Leadbetter en un comunicado de prensa. “Comencé a preguntarme si los microbios tan buscados podrían ser responsables, por lo que realizamos pruebas sistemáticamente para resolverlo”.

 

Los investigadores descubrieron que el revestimiento negro encontrado en el frasco era manganeso oxidado que había sido generado por bacterias recientemente descubiertas que probablemente se encontraban en el agua del grifo.

Los científicos señalan que estas son las primeras bacterias en usar manganeso como fuente de energía; “estas son las primeras bacterias que utilizan manganeso como fuente de combustible”, dijo Leadbetter. “Un aspecto maravilloso de los microbios en la naturaleza es que pueden metabolizar materiales aparentemente poco probables, como los metales, produciendo energía útil para la célula”.

nsr/rha/msf