• Los paleontólogos hallan el fósil de una ballena de cuatro patas en la Playa Media Luna, en la costa sureña de Perú.
Publicada: sábado, 6 de abril de 2019 16:46

Un grupo internacional de paleontólogos descubrió un fósil de una rara ballena cuadrúpeda prehistórica en la Playa Media Luna, en la costa sur de Perú.

De acuerdo con los investigadores, el mamífero marino —de cuatro metros de largo y bautizado Peregocetus Pacificus— vivía tanto en la tierra como en el mar hace 42,6 millones de años y representa un eslabón intermedio de la evolución de los cetáceos, según un estudio publicado el jueves en la revista especializada Current Biology.

“Este es el primer registro indiscutible de un esqueleto de ballena cuadrúpeda para todo el océano Pacífico, probablemente el más antiguo de América y el más completo fuera de la India y Paquistán”, según explicó el encargado del estudio, Olivier Lambert, del Real Instituto Belga de Ciencias Naturales.

El investigador subrayó, además, que la edad geológica del hallazgo y el estado de conservación de los restos “sorprendieron” a su equipo.

Este es el primer registro indiscutible de un esqueleto de ballena cuadrúpeda para todo el océano Pacífico, probablemente el más antiguo de América y el más completo fuera de la India y Paquistán”, explica el encargado del estudio, Olivier Lambert, del Real Instituto Belga de Ciencias Naturales.

Fósil de una ballena cuadrúpeda encontrada en la Playa Media Luna, en la costa sur de Perú. (Foto: AFP)

 

Al analizar el fósil, los paleontólogos descubrieron que la ballena tenía pequeños cascos en la punta de los dedos de sus patas, algo que le permitía caminar. Al mismo tiempo, tenía ciertas características similares a los mamíferos acuáticos como las nutrias o los castores, “lo que indica que utilizó la cola principalmente para el traslado bajo el agua”.

Lambert subrayó que el insólito hallazgo puede servir de prueba de que las ballenas de cuatro patas se extendieron desde el sur de Asia hasta el norte de África, después de lo cual cruzaron el Atlántico. 

“Seguiremos buscando en localidades con capas tan antiguas, e incluso más antiguas que las de Playa Media Luna, para que los cetáceos anfibios más viejos puedan descubrirse en el futuro”, concluyó el autor principal del estudio.

myd/nii/

Comentarios