• ‘Con Hong Kong, EEUU busca mantener su hegemonía ante China’
Publicada: viernes, 29 de noviembre de 2019 18:23

EE.UU. trata de deteriorar la imagen de China ante otros países provocando la crisis en Hong Kong en busca de asegurar su hegemonía en el mundo, opina un analista.

“En realidad, el Occidente y EE.UU. no pueden aspirar a través de estos movimientos a desestabilizar a China y tampoco a que a medio largo plazo evitar la prevista integración entre Hong Kong y el resto de China”, ha indicado este viernes el presidente del grupo de consultoría español Ekai Center, Adrian Zelaia.

En una entrevista con HispanTV, el experto ha resaltado que el objetivo esencial que busca EE.UU. en Kong Kong “es deteriorar la imagen de China” frente a la comunidad internacional.

Zelaia ha aseverado que EE.UU. utiliza todos los medios a su alcance e intenta aprovechar cualquier pretexto para deteriorar la imagen de China frente a Latinoamérica y Europa a fin de mantener su “hegemonía mundial”.

En realidad, el Occidente y EE.UU. no pueden aspirar a través de estos movimientos a desestabilizar a China y tampoco a que a medio largo plazo evitar la prevista integración entre Hong Kong y el resto de China”, ha indicado el presidente del grupo de consultoría español Ekai Center, Adrian Zelaia.

En este sentido, el analista ha resaltado que Washington busca a través de estas “provocaciones” en Hong Kong una intervención de China para así denunciar públicamente a Pekín.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, firmó el miércoles un proyecto de ley aprobado por las dos Cámaras del Congreso que respalda a los manifestantes de Hong Kong.

Mediante un comunicado, la Cancillería china denunció el jueves que la normativa de EE.UU. sobre una región semiautónoma que forma parte de China “es una abominación absoluta y oculta intenciones siniestras” en duros términos la actuación de Washington y amenazó con tomar medidas de represalia.

Desde el pasado mes de junio, Hong Kong es testigo de masivas protestas en contra de un proyecto de ley que hubiera permitido las extradiciones de los sospechosos desde el territorio autónomo para ser juzgados en la China continental y Taiwán.

Tras semanas de protestas, el Gobierno de Hong Kong cedió ante los manifestantes y anunció la retirada definitiva de dicha ley. Pero, las marchas en Hong Kong continuaron, según Pekín, por el apoyo de algunos países extranjeros, entre ellos EE.UU.

China condena los contactos entre las autoridades estadounidenses y los líderes de las manifestaciones violentas en Hong Kong y exige a Washington actuar conforme a la ley.

LEER MÁS: China convoca a diplomático de EEUU para enviar advertencia a Trump

Fuente: HispanTV Noticias

tmv/krd/rba

Comentarios