• La portavoz de la Cancillería china, Hua Chunying, ofrece una conferencia de prensa en Pekín, la capital.
Publicada: lunes, 16 de septiembre de 2019 13:08

China condena las “irresponsables” acusaciones de Estados Unidos contra Irán por los ataques de represalia yemeníes a instalaciones de la compañía saudí Aramco.

“Considerar quién es el culpable en ausencia de una investigación concluyente, creo que en sí mismo no es muy responsable”, ha dicho este lunes la portavoz del Ministerio de Asuntes Exteriores de China, Hua Chunying.

En declaraciones en una conferencia de prensa en Pekín (capital), la diplomática china ha enfatizado que su país se opone a cualquier acto o movimiento que expanda o intensifique los conflictos.

Al mismo tiempo, ha instado a las partes involucradas a ejercer moderación y “evitar tomar medidas que provoquen una escalada en las tensiones regionales”.

Considerar quién es el culpable en ausencia de una investigación concluyente, creo que en sí mismo no es muy responsable”, ha dicho la portavoz del Ministerio de Asuntes Exteriores de China, Hua Chunying, en alusión a las acusaciones contra Irán por ataques contra instalaciones de compañía petrolera Aramco de Arabia Saudí.

 

El sábado, varios ataques con aeronaves no tripuladas (drones) —reivindicados por el movimiento popular yemení Ansarolá— provocaron una serie de explosiones y un gran incendio en dos importantes instalaciones petroleras de la compañía Aramco de Arabia Saudí.

El secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, atribuyó los ataques a la República Islámica. No obstante, Teherán ha rechazado su papel en los ataques a Aramco y ha insistido en que la única vía para acabar con la crisis en Yemen pasa por el cese de los ataques saudíes, así como por el fin del apoyo político y armamentista de ciertos Estados occidentales a los agresores.

En este mismo contexto, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, subrayó el domingo que culpando a Irán, EE.UU. y sus aliados no pueden salir del atolladero en el que se hallan atrapados en Yemen, donde Arabia Saudí, desde marzo del 2015, encabeza una campaña militar para combatir a Ansarolá.

La acusación de Pompeo contra Irán ha sido rechazada también por algunos políticos estadounidenses. El senador demócrata por el estado de Connecticut, Chris Murphy, consideró como una “simplificación irresponsable” responsabilizar al país persa del incidente y advirtió que estos comentarios podrían arrastrar a EE.UU. a “guerras tontas”.

ftn/ctl/mjs

Comentarios