• El vocero del Ministerio chino de Exteriores, Lu Kang, en una rueda de prensa en Pekín (capital china).
Publicada: miércoles, 22 de mayo de 2019 16:38
Actualizada: jueves, 23 de mayo de 2019 2:34

China dice que la implementación completa y efectiva del acuerdo nuclear de 2015 es la única forma de apaciguar la tensión tras la salida de EE.UU. del mismo.

El portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Lu Kang, ha explicado este miércoles en una rueda de prensa en Pekín (capital china) que la implementación completa y efectiva del pacto con Irán no solo es un requisito de la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), sino también la única forma realista de aliviar la tensión existente.

En respuesta a una pregunta sobre la situación del Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), nombre oficial del acuerdo, el diplomático chino ha afirmado que todos sus signatarios actuales  —Irán, Francia, el Reino Unido, Alemania, Rusia y China— han reiterado su compromiso con la salvaguarda e implementación del mismo.

Pekín, ha asegurado Lu, se mantendrá en contacto con las partes implicados en el pacto para asegurar esa plena implementación. “China trabajará con las partes implicadas para continuar haciendo esfuerzos por ese objetivo y, mientras tanto, salvaguardará firmemente sus derechos e intereses legítimos”, ha apostillado el diplomático.

China trabajará con las partes implicadas para continuar haciendo esfuerzos por ese objetivo (la implementación del acuerdo nuclear de 2015) y, mientras tanto, salvaguardará firmemente sus derechos e intereses legítimos”, ha declarado el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Lu Kang.

 

La retirada unilateral de Estados Unidos del acuerdo nuclear hace un año y la reimposición de embargos han causado un desequilibrio en el pacto, considerado un hito en la historia de la diplomacia y la no proliferación nuclear.

Washington ha presionado además a otros países, incluido el resto de signatarios del pacto, para que lo secundaran en su estrategia contra Teherán. En este contexto, los firmantes europeos del PIAC han optado por permanecer en él, pero no han adoptado medidas prácticas y se han limitado a manifestar su apoyo en comunicados y declaraciones, provocando gran insatisfacción en Irán.

En estas circunstancias, la República Islámica anunció el 8 de mayo la suspensión de algunos de sus compromisos y dio un plazo de 60 días al resto de signatarios para tomar medidas capaces de contrarrestar los embargos estadounidenses.

ftm/mla/nlr/mkh

Comentarios