• Aviones de guerra de la Fuerza Aérea de China.
Publicada: lunes, 26 de marzo de 2018 1:12
Actualizada: lunes, 26 de marzo de 2018 5:26

La Fuerza Aérea de China ha realizado maniobras en las zonas disputadas del mar de la China Meridional y en la parte occidental del océano Pacífico, unas maniobras consideradas como “preparación para una guerra”, informa el Ministerio chino de Defensa.

Según ha informado este domingo la Defensa china, citada por la agencia británica Reuters, la Aviación de este país ha realizado maniobras militares en el mar de la China Meridional, además de llevar a cabo patrullas en el estrecho de Miyako, situado entre las islas japonesas de Miyako y Okinawa.

En estos ejercicios han participado cazabombarderos Sujoi Su-30 y los modernos Sujoi Su-35 (ambos de producción rusa), además de varios bombarderos estratégicos Xian H-6 capacitados para lanzar armas nucleares.

Al mismo tiempo, ha reiterado que las maniobras llevadas a cabo tienen como objetivo aumentar la capacidad de ataque de la Aviación china y ayudarle para prepararse aún más para el combate directo con los enemigos de China.

“Los ejercicios de la Fuerza Aérea son ensayos para futuras guerras y una preparación más directa para el combate”, se lee en el comunicado difundido por la Defensa de China, en el cual, no obstante, no se precisó cuándo exactamente se desarrollaron los ejercicios ni informaron sobre en qué partes concretas del mar de la China Meridional y el Pacífico Occidental tuvieron lugar.

Los ejercicios de la Fuerza Aérea son ensayos para futuras guerras y una preparación más directa para el combate”, se lee en el comunicado difundido por la Defensa de China.

 

La Armada y la Fuerza Aérea del gigante asiático realizan con frecuencia simulacros en el mar de la China Meridional en el marco del cumplimiento de las directivas del presidente del país Xi Jinping sobre la movilización y la consolidación de las fuerzas navales, además de hacer frente a las potencias mundiales que se entrometen en los asuntos regionales (como EE.UU.).

El mar del Sur de China, cuya totalidad reivindica Pekín, es escenario de incesantes tensiones entre el gigante asiático y EE.UU. En los últimos años, Washington ha enviado varias veces sus buques de guerra a las proximidades de los islotes controlados por Pekín, so pretexto de defender “la libertad de navegación”.

No obstante, Pekín ha denunciado una y otra vez estas acciones “provocativas”, acusando a Washington de desestabilizar la zona, violar su soberanía y buscar dominar las aguas en cuestión.

hgn/rha/mkh