• El presidente de Chile, Sebastián Piñera, durante una reunión, 14 de noviembre de 2018.
Publicada: lunes, 19 de noviembre de 2018 2:23

Al igual que en su primer Gobierno, la Administración del presidente de Chile, Sebastián Piñera, obtiene una baja aprobación por las “promesas incumplidas”.

Según los resultados de una encuesta de la consultora Cadem, dados a conocer el domingo, un 51 % de los chilenos opina que el país bajo el mandato de Sebastián Piñera está igual que durante el Gobierno de la socialista Michelle Bachelet.

Piñera, que durante su campaña prometió que llegarían “tiempos mejores”, ha recibido solo un 41 % de aprobación bajando 3 puntos. Mientras, el rechazo hacia su gestión creció 4 puntos, del 40 al 44 %.

Este resultado es debido a que la “promesa” nunca llegó y la gente se siente frustrada, un sentimiento ligado al cierre de empresas, al debate por el sueldo mínimo, e incluso por no lograr revertir las cifras de desempleo.

Roberto Izikson, gerente de asuntos públicos de Cadem, sostiene que la encuesta también contiene “una buena noticias” para el Gobierno, pues un 47 % de la población piensa que “los tiempos mejores” van a llegar en 2019, mientras un 34 % prevé que el país estará igual, un 17 % asegura que el país estará peor y solo un 2 % no sabe no opina.

La encuesta, realizada entre el 14 y 16 de noviembre, incluyó 706 entrevistas telefónicas a mayores de 18 años residentes en todo el país.

Respecto a la caída de la aprobación a Piñera, el experto lo enmarcó en que para la gente el crecimiento económico del país “en sí mismo no significa nada”, pues carece de “una traducción concreta” con aspectos como los precios, especialmente las alzas de los combustibles, y tampoco tiene un correlato en el empleo, que ha caído.

 

La imagen del jefe de Estado chileno comenzó a sufrir en julio luego de que la consultora chilena Criteria Research informara de que la popularidad de Piñera cayó de 60 % a 49 %.

Piñera, asumió el 11 de marzo su segundo mandato, con la promesa de hacer a una reforma del actual sistema de pensiones, establecido durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), lo que había provocado múltiples manifestaciones en todo el país.

También, durante su acto de juramentación, el mandatario chileno anunció que tomaría medidas para emprender el rumbo hacia el crecimiento económico, e impulsar las ralentizadas inversiones, mejorar los empleos y la seguridad pública e impulsar leyes que protejan a la infancia y regulen la creciente inmigración extranjera.

lvs/rha/mtk/alg

Comentarios