• El presidente brasileño, Jair Bolsonaro (centro), durante un acto militar en Río de Janeiro, 24 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 6 de septiembre de 2019 6:30

El presidente Bolsonaro lanza un programa educativo que pretende imponer la militarización en escuelas de Brasil para, supuestamente, mejorar la educación.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, lanzó el jueves el Programa Nacional de Escuelas Cívico-Militares, con lo que, según ha señalado en varias ocasiones el mandatario ultraderechista, busca mejorar la calidad de la educación básica en el país.

“Hay que meter en la cabeza de esa muchachada la importancia de los valores cívicos-militares, como teníamos hace poco en el gobierno militar, sobre educación moral y cívica, sobre el respeto a la bandera”, afirmó en un acto Bolsonaro, un capitán retirado del Ejército.

Las escuelas en mención tendrán un equipo de militares retirados o policías en el papel de tutores que podrán ayudar tanto en la gestión de educación como en la administrativa, aunque profesores civiles seguirán a cargo de la gestión pedagógica.

Hay que meter en la cabeza de esa muchachada la importancia de los valores cívicos-militares, como teníamos hace poco en el gobierno militar, sobre educación moral y cívica, sobre el respeto a la bandera”, señala el presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

 

Por otro lado, el jefe de Estado que asumió la Presidencia de Brasil el 1 de enero puso de relieve que en caso de que la ciudadanía no acepte este tipo de escuelas, el modelo debe ser impuesto.

“Es absurdo que un estudiante no sepa una regla de tres, no sepa interpretar un texto ni responder una pregunta básica de ciencia. No hay que preguntarle al padre irresponsable en ese tema si él quiere o no una escuela con cierta militarización. Eso se tiene que imponer. No queremos que esa muchachada crezca y pase el resto de su vida dependiendo de programas sociales del Gobierno”, resaltó el actual mandatario.

Bolsonaro, apodado “el Trump brasileño”, se ha caracterizado desde el inicio de su mandato por elogiar el régimen militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985. Es por el mismo hecho que no es de sorprenderse que haya adoptado posturas como considerar el libre porte de armas como necesarias para “garantizar” la libertad en Brasil, que, según datos oficiales, registró 65 602 asesinatos solo en 2017.

LEER MÁS: Bolsonaro llama “héroe” a un torturador de la dictadura militar

LEER MÁS: Lima: Apoyo de Bolsonaro a dictadura puede generar tensión militar

Según precisó por su parte el mismo jueves el ministro de Educación del país, Abraham Weintraub, la nueva medida del presidente tiene como meta inicial crear 216 escuelas, aunque el desafío es contar con el 10 por ciento de todas las escuelas brasileñas dentro del modelo para finales de la actual Administración.

mtk/ktg/alg

Comentarios