• Montaño: Golpistas cometieron acciones de sicariato en Bolivia
Publicada: domingo, 17 de noviembre de 2019 22:41
Actualizada: lunes, 18 de noviembre de 2019 3:04

La exministra de Salud de Bolivia considera que la actuación de la Policía y militares fue crucial en la renuncia de Morales y la consumación del golpe de Estado.

Gabriela Montaño, en una entrevista concedida este lunes a HispanTV, aborda los motivos que encaminaron al golpe de Estado contra el presidente legítimamente elegido Evo Morales en el país andino. Recuerda que la Policía se había amotinado y la población había quedado desamparada y un grueso de militares armados estaba acompañando las protestas de la derecha y tenían la orden de enfrentar a los sectores sociales que se movilizaban a favor de Morales.

Indica que, horas previas a la presentación de la renuncia de Morales, el día 10 del mes en curso, elementos de la oposición amenazaron a miembros y dirigentes del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), especialmente las mujeres, para obligarles a hablar en contra del presidente. “Son acciones de sicariato fuera de los cánones democráticos”, remarca la expresidenta de la Cámara de Diputados de Bolivia

De modo que las fuerzas del orden, llamadas por ley a ser fuerzas garantes de la democracia, al volcarse en contra de un Gobierno legítimamente elegido, inutilizaron los mecanismos dentro de un Estado de derecho y de democracia.   

De ahí que la decisión de Morales buscara evitar que las fuerzas de seguridad levantasen sus armas contra el pueblo. “Nosotros intentamos por las vías pacíficas controlar el golpe de Estado”, asegura.

LEER MÁS: Morales: Tengo mucho miedo a una guerra civil en Bolivia

El presidente Morales, por encima de su victoria electoral, o de un interés político, puso la vida de los bolivianos y bolivianas, puso la integridad física de los bolivianos y bolivianos y esto muestra el talante y la grandeza”, resalta la dimitida ministra boliviana de Salud, Gabriela Montaño, sobre los motivos que llevaron a Evo Morales a renunciar al cargo de presidente de Bolivia.  

 

Montaño pone de relieve que desde el 11 del mes en curso —día después de la renuncia de Morales— hasta ahora, “hay 24 muertos (22 por bala), decenas de heridos, centenares de personas detenidas injustamente”, pero en el Gobierno de Morales no se registró ninguna víctima asesinada por una fuerza militar.

Refiere asimismo disposiciones de los ministros de la autoproclamada presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, como la orden de “detener a periodistas sediciosos” y de “cazar a masistas (seguidores del MAS)”. “Estas son palabras propias de un gobierno de facto, fruto de un golpe de Estado donde impera el temor y no el respeto a los derechos humanos”, hace notar la titular dimitida.

LEER MÁS: Morales tacha al Gobierno de Áñez de dictadura represiva

Vaticina que la represión de policías y militares derramará más sangre en tierra boliviana, porque, subraya que “un gobierno de facto solo puede mantenerse con el uso de la fuerza y con amenazas”.   

ncl/rha/rba

Comentarios