• El presidente de Bolivia, Evo Morales, ofrece un discurso en El Alto, 9 de septiembre de 2019. (Foto: ABI)
Publicada: sábado, 9 de noviembre de 2019 18:42

En medio de protestas y motines, el presidente de Bolivia, Evo Morales, ha convocado al diálogo a los partidos políticos para pacificar el país.

“Convoco al diálogo a los partidos que han obtenido asambleístas en las últimas elecciones nacionales, son cuatro partidos”, ha declarado este sábado el mandatario boliviano en un discurso ofrecido desde el hangar Presidencial, en El Alto.

Ha asegurado que el Gobierno boliviano ha enviado notas a esos partidos para que se entable de manera urgente una mesa del diálogo “con tal de pacificar Bolivia y para preservar la vida” de la gente.

Morales ha invitado a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA) y la comunidad internacional a acompañar ese diálogo.

LEER MÁS: La ONU lanza una llamada ‘urgente’ a la pacificación en Bolivia

También ha llamado a los movimientos sociales a movilizarse para “defender la democracia”, amenazada por los intentos golpistas de la oposición, que han violentado el país tras el fracaso que sufrieron en los comicios del pasado 20 de octubre.

Convoco al diálogo a los partidos que han obtenido asambleístas en las últimas elecciones nacionales, son cuatro partidos”, ha declarado este sábado el mandatario boliviano, Evo Morales.

 

LEER MÁS: Morales: “La oposición boliviana busca sangre y muertos”

“Pido a los patriotas, movimientos sociales, trabajadores, servidores, pido a ese pueblo que históricamente recuperó la democracia, mineros, fabriles campesinos, pido defender, movilizarse para defender la democracia, el voto del pueblo boliviano”, insiste.

La oposición boliviana demanda la anulación de las votaciones, en las que ganó el actual presidente indígena, con una diferencia de 10,5 puntos respecto a su contrincante más cercano, el conservador Carlos Mesa.

LEER MÁS: Morales rechaza anular comicios y pide propuestas viables

Morales asegura que la derecha boliviana busca dar un golpe de Estado para regresar a los tiempos de las privatizaciones de las empresas básicas y del control neoliberal de los recursos del país. Asegura, no obstante, que el pueblo boliviano, con unidad, seguirá defendiendo los resultados electorales que le dieron la victoria.

LEER MÁS: Informe: Morales no se cansa, Bolivia ya no es un país de mendigos

mnz/nii/

Comentarios