• El depuesto presidente de Bolivia, Evo Morales, en una rueda de prensa emitida desde Buenos Aires, capital de Argentina.
Publicada: viernes, 28 de febrero de 2020 9:58
Actualizada: viernes, 28 de febrero de 2020 19:05

The Washington Post admite que la OEA no aportó evidencias que sustentaran la existencia de fraude en las presidenciales de octubre en las que venció Evo Morales.

“No parece haber una diferencia estadísticamente significativa en el margen de votos antes y después de la interrupción del conteo preliminar”, así escribió el jueves, el diario estadounidense The Washington Post en un informe sobre las elecciones bolivianas celebradas en octubre de 2019. 

En este sentido el informe añadió que “al contrario, es altamente probable que (el depuesto presidente boliviano) Evo Morales haya pasado el margen de diez puntos porcentuales en la primera vuelta”.

Según la investigación publicada por el diario estadounidense, la Organización de Estados Americanos ​​​(OEA) no aportó argumentos ni evidencias significativas que avalen la tesis de que hubo irregularidades en las elecciones.

Los autores de dicho informe indicaron que según sus estudios y los resultados que fueron divulgados en forma preliminar por el Tribunal Electoral boliviano, el partido Movimiento al Socialismo (MAS) habría obtenido, por lo menos, 10,49 puntos porcentuales más que el candidato opositor Carlos Mesa.

 

El autoproclamado gobierno interino de Bolivia celebrará elecciones generales el próximo 3 de mayo, tras quedar anuladas las del pasado 20 de octubre, en las que Morales consiguió su cuarto mandato consecutivo, pero se vio forzado a renunciar en noviembre a su cargo, para preservar la paz en el país andino debido a la arremetida golpista y violenta de la oposición, dirigida desde EE.UU.

Por su parte, Evo Morales, a pesar de convocar a bolivianos a participar en elecciones en apoyo al candidato presidencial que representará su partido, Luis Arce, ha aseverado que la dictadura persiste en Bolivia, la evidencia es su inhabilitación para postularse al Senado y la persecución a cualquier ciudadano que cuestione las medidas del actual gobierno de facto. 

De acuerdo con Morales, los países imperialistas, con EE.UU. a la cabeza, “cuando los pueblos se liberan, recurren a la división del pueblo para perpetrar un golpe de Estado y luego saquear los recursos naturales”.

mag/ktg/nsr/mrg

Comentarios