• Morales denuncia el racismo y la violencia de la oposición
Publicada: sábado, 9 de noviembre de 2019 1:12
Actualizada: sábado, 9 de noviembre de 2019 3:18

El presidente de Bolivia ha denunciado el racismo y la violencia de los opositores radicales en los desmanes ocurridos tras las elecciones generales en el país.

En un mensaje publicado este viernes a través de su cuenta de Twitter, Evo Morales ha condenado los actos vandálicos de un grupo de opositores durante las manifestaciones en el país, principalmente en la Departamento de Cochabamba (centro), que dejaron un muerto y decenas de heridos.

“Ante el racismo y la violencia, nuestro pueblo pide paz social con tolerancia y respeto por los más humildes”, ha destacado Morales, para después recordar que la patria se construye “con la unidad y la solidaridad de todos” los bolivianos.

En otro tuit, el mandatario ha tachado de “arremetida golpista” las diversas estrategias antigubernamentales de la oposición, a la que define como “grupos que fomentan la violencia y los enfrentamientos”.

Este mismo viernes, miles de mujeres bolivianas, vestidas de blanco, han tomado las calles de la ciudad de La Paz, capital boliviana, en contra de las agresiones racistas y discriminatorias de la oposición.

Ante el racismo y la violencia, nuestro pueblo pide paz social con tolerancia y respeto por los más humildes”, ha destacado el presidente de Bolivia, Evo Morales.

Las participantes han condenado la agresión en Cochabamba, donde un grupo de manifestantes opositores que no acepta la derrota de sus líderes en las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre, retuvo y agredió el miércoles a la alcaldesa del municipio de Vinto, Patricia Arce, del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS).

LEER MÁS: Bolivia tacha de “fascista” violencia contra alcaldesa del MAS

La oposición boliviana demanda la anulación de las votaciones del pasado octubre, en las que ganó Morales, con una diferencia de 10,5 puntos respecto a su contrincante más cercano, el conservador Carlos Mesa.

El líder opositor boliviano Luis Fernando Camacho llegó el miércoles a La Paz para entregarle a Morales una simbólica carta de renuncia y advertirle de que las protestas continuarán.

Sin embargo, el mandatario ha descartado su renuncia al cargo ante la presión de la oposición, que, según él, intenta concretar “un golpe de Estado” en el país. 

LEER MÁS: Morales alerta de un golpe de Estado para esta semana en Bolivia

“Quiero decirles, hermanas y hermanos a ustedes, a Bolivia y al mundo, no voy a renunciar (...) Vamos a defender nuestro proceso”, ha asegurado este viernes Morales en una intervención desde el municipio Desaguadero, en La Paz.

El mandatario, además, ha convocado a los movimientos sociales a defender la democracia y los resultados de las elecciones de octubre.

LEER MÁS: Morales rechaza anular comicios y pide propuestas viables

myd/ctl/nsr/alg

Comentarios