• Álvaro Garcia Linera, vicepresidente de Bolivia, en una reunion de prensa en Palacio de Gobierno. 8 de junio de 2016
Publicada: miércoles, 8 de junio de 2016 18:23
Actualizada: miércoles, 26 de abril de 2017 6:35

El Gobierno de Bolivia tacha de “vergonzosa” la consulta del diputado opositor Rafael Quispe con la embajada de EE.UU. sobre el futuro político del país andino con miras a los comicios de 2019.

Vergonzosa la actitud del diputado Rafael Quispe al rendir informes al embajador de un país extranjero”, ha dicho este miércoles el vicepresidente Álvaro García Linera en una conferencia de prensa, en la que ha señalado cómo tal tipo de “peregrinación” se realizaba en la época neoliberal, hasta ser erradicada desde el acceso del presidente Evo Morales al poder.

Linera asegura que otros opositores actúan de la misma manera y rinden informes a poderes externos.

Vergonzosa la actitud del diputado Rafael Quispe al rendir informes al embajador de un país extranjero”, reclama Álvaro García Linera, vicepresidente de Bolivia.

 

“Son servidores voluntarios, es sumisión moral y espiritual que el esclavo se refleja en el poder del otro y asume su sumisión como un acto de acción voluntaria y de gozo personal. Esa es la calidad moral de la derecha del país”, ha precisado.

Sus críticas se producen luego de que Rafael Quispe, del partido centroderechista Unidad Nacional (UN), afirmara el martes haberse reunido con funcionarios de la embajada estadounidense para discutir sobre opciones para encabezar una agrupación que se enfrente al gobernante Movimiento al Socialismo (MAS).

Mis hermanos que están trabajando en el proyecto político sí nos hemos reunido con la embajada de Estados Unidos, pero no con Tuto (Quiroga, expresidente boliviano), no con Samuel (Doria, líder de la UN), porque para la embajada (de Estados Unidos) y para el país, Tuto y Samuel no son opción política, sí nuestro proyecto político, si es opción política”, declaró.

Sobre el futuro político de su patria, Quispe corroboró que se reunieron también con otras embajadas, alegando que mediante estos encuentros buscan mejorar las relaciones internacionales del país, y no su ayuda financiera.

Morales, abierto opositor a las políticas imperialistas, ya expulsó en 2008 al entonces embajador de Estados Unidos en su país y a la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), y en 2013, a la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés). 

msm/mla/nal