• Ali Hakim al-Arab (dcha.) y Ahmad al-Mulali, jóvenes activistas ejecutados en Baréin.
Publicada: miércoles, 31 de julio de 2019 6:52

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) condenó el martes la ejecución y la tortura de dos jóvenes activistas por el régimen de Al Jalifa en Baréin.

El régimen bareiní ejecutó el 26 de julio a Ahmad al-Mulali y Ali Hakim al-Arab bajo la acusación de poseer armas de fuego y haber matado a un oficial de la Policía. Pero, activistas, los grupos de derechos humanos e incluso las Naciones Unidas calificaron su condena de extrajudicial y dijeron que las confesiones se habrían obtenido bajo tortura.

LEER MÁS: Al Jalifa ejecuta a tres bareiníes pese a críticas internacionales

“Condenamos enérgicamente la ejecución (…) de Ali Hakim al-Arab, de 25 años, y Ahmad al-Mulali, de 24.  (…) las ‘confesiones’ de los hombres se obtuvieron a través de la tortura”, dijo el portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Rupert Colville.

El vocero también expresó la preocupación del organismo internacional por el futuro de otros detenidos que están en el corredor de la muerte en Baréin y en riesgo de ejecución inminente”. También pidió a Manama que suspenda las sentencias de ejecución y repita el juicio de aquellos acusados cuyos derechos han sido violados.

Condenamos enérgicamente la ejecución (…) de Ali Hakim al-Arab, de 25 años, y Ahmad al-Mulali, de 24. (…) las ‘confesiones’ de los hombres se obtuvieron a través de la tortura”, dijo el portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Rupert Colville.

 

ftn/krd/alg