• Manifestantes bareiníes portan banderas palestinas en una protesta antisraelí en Manama, la capital.
Publicada: domingo, 14 de abril de 2019 16:09
Actualizada: lunes, 15 de abril de 2019 16:05

Una delegación, encabezada por el ministro de economía israelí, Eli Cohen, ha cancelado su visita a Baréin debido a masivas protestas en el país árabe.

La citada delegación, compuesta por destacados empresarios y funcionarios israelíes, tenía planeado participar en el Congreso Mundial de Emprendimiento 2019, previsto para el 15 de abril en Manama, la capital bareiní.

Un portavoz del ministerio de economía del régimen de Israel ha indicado este domingo que el viaje fue cancelado debido “a problemas políticos” y por “motivos de seguridad”, según informa la agencia británica de noticias Reuters.

La cancelación del viaje, no obstante, se produce tras masivas críticas en el reino árabe en contra del plan de los gobernantes de la familia Al Jalifa para acoger a un grupo de figuras israelíes y normalizar las relaciones con este régimen de ocupación.

El prominente clérigo chií de Baréin, el sheij Isa Ahmad Qasem, había advertido recientemente que la medida de Manama de recibir a los israelíes está en línea con sus intentos por comprometer y normalizar los lazos con los “enemigos israelíes”, con los que Baréin, como la mayoría del resto de países árabes, no mantiene relaciones diplomáticas.

 

Por su parte, el Parlamento bareiní, en un comunicado publicado el 31 de marzo, repudió, en duros términos, la invitación formulada a las figuras israelíes para que participaran en el foro empresarial, e hizo hincapié en la necesidad “absoluta” de restaurar la estabilidad y la seguridad, así como “una paz justa y amplia” en la región del oeste de Asia.

En la actualidad, el régimen de Tel Aviv solo mantiene nexos diplomáticos con dos países árabes, a saber: Egipto y Jordania. Sin embargo, varias naciones árabes, como Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin, han estado, desde hace tiempo, suavizando gradualmente su postura política hacia Israel.

En noviembre de 2018, Cohen informó de que había sido invitado a participar en la conferencia de abril en Manama, lo que describió como parte de las relaciones emergentes de Israel con los países árabes y musulmanes que no lo reconocen formalmente.

El primer ministro del régimen de Tel Aviv, Benjamín Netanyahu, ya ha puesto de manifiesto en varias ocasiones su deseo de establecer relaciones diplomáticas con la dinastía gobernante de los Al Jalifa.

myd/anz/hnb/rba

Comentarios