• Soldados de la unidad de comando naval del ejército israelí, Shayetet 13, se están preparando para un ejercicio de entrenamiento, 22 de marzo de 2012.
Publicada: miércoles, 27 de octubre de 2021 9:02
Actualizada: miércoles, 27 de octubre de 2021 10:20

El ejército de Israel tuvo que suspender los entrenamientos de una de sus unidades de comando marino debido a una serie de graves incidentes de seguridad.

Según informó el martes el diario hebreo Maariv, se decidió suspender indefinidamente los entrenamientos de la unidad ‘Shayetet 13’, ante el aumento de incidentes graves ocurridos en los últimos meses en los que soldados de esa fuerza especial del ejército israelí resultaron heridos.

Asimismo, las fuerzas de guerra del régimen de Israel han iniciado una serie de investigaciones internas después de que se repitieran accidentes graves durante el entrenamiento del Shayetet 13, debido a la falta de formación profesional, entre otras cosas, agrega el informe.

En un reciente incidente ocurrido en pleno entrenamiento militar, se amputaron los dedos de la mano de una mujer soldado de esa fuerza élite de la marina israelí.

Otro suceso ocurrió hace una semana durante una sesión de capacitación final en la unidad. Durante un ejercicio final de importante adiestramiento, una de las embarcaciones comandada por un oficial de alto rango chocó violentamente con otra embarcación, que sufrió graves daños, sin embargo, el accidente terminó sin víctimas.

 

Es más, hace dos meses, se reportó también un incendio en una de las fragatas pertenecientes al Shayetet 13 en las costas de los territorios ocupados palestinos, en el que al menos un soldado resultó herido.

Ante tal situación, la investigación de algunos de los incidentes mostró que durante el tratamiento se encontraron deficiencias y la conducta de los soldados en el ala fue contraria a los procedimientos habituales.

A pesar de la diligencia en la investigación de todos los accidentes, parece que la secuencia de los hechos requiere investigaciones más profundas. En algunos casos, incluso se decidió abrir investigaciones criminales por la policía militar, conforme al medio.

La mayoría de los incidentes no se informaron en los medios de comunicación con el fin de evitar que se empañe la imagen del Shayetet 13, al que el régimen de Tel Aviv califica de ‘una de las unidades de fuerzas especiales navales mejor consideradas del mundo’, tal como asevera el diario.

La incapacidad de uno de los mejores comandos navales del ejército israelí para llevar a cabo un entrenamiento militar sin incidentes corrobora, de hecho, las especulaciones de algunos expertos en asuntos militares israelíes de que el ejército israelí no está preparado para un futuro conflicto con el frente de la Resistencia.

ftm/mdh/rba