• La autora irlandesa Sally Rooney.
Publicada: martes, 12 de octubre de 2021 9:58

La autora irlandesa Sally Rooney no permitirá que su nueva novela sea traducida en hebreo para expresar su solidaridad con Palestina y apoyar un boicot a Israel.

La escritora de 30 años y la más exitosa de su generación, quien ha denunciado una y otra vez la ocupación y el régimen de apartheid impuesto por Israel a los palestinos desde hace más de siete décadas, ha dicho que no permitirá que su libro, “Dónde estás, mundo bello” sea publicado en los territorios ocupados palestinos.

El libro, que accedió al listado de los más vendidos del New York Times cuando se publicó en septiembre, relata la historia de dos amigas que buscan el amor y la belleza ante un mundo incierto.

La editorial en hebreo de los dos primeros libros de Rooney, Modan Publishing House, dijo el mes pasado al diario israelí Haaretz que la joven autora no permitirá que su nueva novela se publique en hebreo porque apoya la campaña internacional propalestina de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) a Israel.

 

Rooney ha repudiado abiertamente las políticas racistas y discriminatorias de Israel contra los palestinos. En julio, poco después de la contienda de 11 días contra la asediada Franja de Gaza, durante la cual Israel cometió crímenes de guerra asesinando a más de 250 palestinos, la autora irlandesa fue uno de los miles de artistas que firmaron una carta repudiando el apartheid que impone el régimen de Tel Aviv a los palestinos.

Los firmantes de la misiva pidieron la condena internacional de las políticas de Israel e invitaron al mundo entero a unirse a la campaña antisraelí de BDS.

Los artistas también exigieron el fin del apoyo brindado por las potencias internacionales, especialmente Estados Unidos, a Israel y su ejército y pidieron a los Gobiernos que “corten las relaciones comerciales, económicas y culturales” con la ocupación israelí.

El movimiento BDS fue establecido en 2005 por más de 170 organizaciones palestinas que impulsaban “varias formas de boicot contra Israel hasta que cumpla con sus obligaciones bajo el derecho internacional”.

Miles de voluntarios en todo el mundo se han unido desde entonces al movimiento BDS, que pide a personas y grupos a nivel global que corten los lazos económicos, culturales y académicos con el régimen de Tel Aviv, para ayudar a promover la causa palestina.

ftm/ncl/tqi