• Imagen tomada de un vídeo de Daesh en Afganistán, mostrando la movilización de este grupo.
Publicada: miércoles, 25 de octubre de 2017 8:20
Actualizada: jueves, 26 de octubre de 2017 3:22

Al menos 5600 terroristas del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) han regresado a sus países de origen, incluyendo EE.UU. y el Reino Unido, advierte un informe.

La nueva información se dio a conocer el martes por el ‘think tank’ estadounidense Soufan Center, agregando que esto es un resultado de las derrotas que está sufriendo el grupo terrorista en Irak y Siria.

El informe detalla que estos terroristas que regresaron a su patria incluyen la mitad de las 850 personas que se estima que abandonaron el Reino Unido para unirse al EIIL y también 400 de los 3417 combatientes de Rusia; 760 de los 3244 de Arabia Saudí; 800 de los 2926 de Túnez; y 271 de los 1910 de Francia.

La organización norteamericana avisó, asimismo, que los que regresan a sus países serán un desafío de seguridad en los próximos años aunque reconoció la existencia de un desacuerdo sobre la amenaza que podrían presentar estos “excombatientes” a sus países de residencia u origen, o a otros países que atraviesan.

Los repatriados (integrantes de Daesh) pueden ser particularmente vulnerables al contacto de personas que formaban parte de la red que los reclutó, o pedir ayuda a excompañeros de lucha”, advierte un informe del ‘think tank’ estadounidense Soufan Center.

 

“Los repatriados pueden ser particularmente vulnerables al contacto de personas que formaban parte de la red que los reclutó, o pedir ayuda a excompañeros de lucha”, subrayó el estudio.

Rusia informó la misma jornada del martes que, solamente menos de cinco por ciento del territorio sirio se encuentra bajo el dominio de la banda terrorista takfirí de Daesh. Además, Daesh perdió casi todas las zonas bajo su control en Irak, sobre todo la norteña ciudad de Mosul.

La semana pasada, el jefe del Servicio de Seguridad del Reino Unido (MI5), Andrew Parker, advirtió que las amenazas terroristas contra su país han llegado a un nivel sin precedentes: “esa amenaza es multidimensional, evoluciona rápidamente y opera en una escala y un ritmo que no hemos visto antes”, alertó, para después hacer referencia a los atentados perpetrados en Westminster, Mánchester y el puente de Londres.

La amenaza con la que se enfrentan los países “exportadores de terroristas”, no es solo el regreso de los que una vez fueron terroristas sino los simpatizantes de las bandas terroristas que nunca han viajado a los países en conflicto, que operan en su ciudades natales como ‘lobos solitarios’.

zss/ktg/msf