• Fuerzas policiales patrullan las calles de la ciudad boliviana de El Alto, 11 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 12 de noviembre de 2019 18:10
Actualizada: martes, 12 de noviembre de 2019 22:42

El presidente electo argentino critica duramente a EE.UU. por “avalar el golpe de Estado” en Bolivia, después de que Washington celebrara la renuncia de Morales.

“EE.UU. retrocedió décadas, volvió a las peores épocas de los años 70, avalando intervenciones militares contra gobiernos populares, elegidos democráticamente”, ha indicado este martes Alberto Fernández en declaraciones a Radio 10.

El mandatario argentino ha repudiado que no existió “ningún ejército victorioso” como ha planteado el Gobierno norteamericano, sino que lo que ocurrió en Bolivia fue “un golpe de Estado en el que se rebelaron primero los policías y después las Fuerzas Armadas” contra “un presidente que después de haber vencido, cuestionado el resultado, aceptó hacer una nueva elección”.

Además, Fernández ha denunciado el papel de la Organización de Estados Americanos (OEA), respaldada por EE.UU., en la salida de Evo Morales de la Presidencia boliviana y ha asegurado que la auditoría que realizó este ente de las elecciones, en la que cuestionó los comicios, “está manipulada en sus resultados”. “Es una vergüenza lo que pasó en Bolivia y la actitud de la OEA”, ha lamentado.

LEER MÁS: Santa María: OEA coopera con conspiradores en golpe de Estado boliviano

LEER MÁS: Estudio refuta versión electoral de OEA que alimentó golpe en Bolivia

EE.UU. retrocedió décadas, volvió a las peores épocas de los años 70, avalando intervenciones militares contra gobiernos populares, elegidos democráticamente”, ha indicado el presidente electo argentino, Alberto Fernández, después de que Washington celebrara el golpe de Estado contra el ya expresidente de Bolivia Evo Morales.

 

Asimismo, el presidente electo argentino ha criticado la postura adoptada por el presidente saliente, Mauricio Macri, y su canciller, Jorge Faurie, quienes negaron que haya existido una interrupción del orden democrático en Bolivia.

En un comunicado emitido el lunes por la noche, el presidente estadounidense, Donald Trump, consideró el golpe contra el exmandatario boliviano un “momento significativo” para la democracia en la región del sur de América, que, a su juicio, envía “una fuerte señal” a los Gobiernos de Venezuela y Nicaragua, cuya autoridad Washington desconoce.

LEER MÁS: Trump amenaza a Venezuela y Nicaragua tras golpe de Estado en Bolivia

Además, en la nota, la Casa Blanca aplaudió la actuación de las Fuerzas Armadas contra Morales.

Después de casi tres semanas de manifestaciones violentas, en el marco de un golpe de Estado promovido por la oposición boliviana, que no aceptaba la derrota de sus líderes en las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre, Morales renunció el domingo a su cargo para “preservar la paz”.

Las reacciones a lo ocurrido, a lo largo y ancho del mundo, se inclinaron por hablar de un golpe de Estado en Bolivia, con la excepción de EE.UU. y un número reducido de sus aliados.

tmv/anz/rba

Comentarios