• La cárcel saudí de Al-Hair, cerca de Riad, la capital de Arabia Saudí.
Publicada: domingo, 22 de noviembre de 2020 19:30

Informe revela que durante el mandato ‘in pectore’ del príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, 309 presos han sufrido agresiones sexuales en las cárceles.

El diario británico The Independent publicó el viernes un estudio de la organización de derechos humanos Grant Liberty, donde se explica que, desde 2017, cuando Bin Salman asumió el poder in pectore en Arabia Saudí, al menos 309 presos han sido blanco de agresiones sexuales, torturas y ejecuciones en las cárceles del país.

En este sentido, el informe detalla que, de las 27 activistas encarceladas por velar por los derechos de las mujeres, seis fueron agredidas sexualmente, y cinco de los 20 presos que fueron arrestados por delitos políticos, ya han sido ejecutados, mientras que los 13 restantes han sido condenados a la pena capital.

El resto del mundo necesita despertar: Arabia Saudí no debe ser bienvenida en la comunidad de naciones respetables mientras tortura, abusa y asesina a su propia gente”, se lee en el texto.

Además, Lucy Rae, portavoz de Grant Liberty, denunció que en el referido documento se han recopilado “las peores violaciones de los derechos humanos imaginables”.

 

Respecto a las dejaciones de las que son objeto las activistas encarceladas, cabe destacar el caso de Loujain al-Hathloul, cuya hermana Lina al-Hathloul, denunció que fue “torturada, degradada y abusada sexualmente en prisión”.

Al-Hathloul se encuentra recluida en la prisión de Al-Hair, en el sur de Riad, capital saudí. Ha sido una de las más acérrimas defensoras de la eliminación de la prohibición de conducir a las mujeres y de las prepotentes leyes de tutela masculina.

El régimen de los Al Saud recibe muchas críticas por violar los derechos humanos de sus ciudadanos, especialmente de los activistas disidentes.

shz/anz/rba/mkh