• La activista de derechos de la mujer saudí, Loujain al-Hathloul.
Publicada: martes, 13 de agosto de 2019 17:49
Actualizada: miércoles, 14 de agosto de 2019 15:24

La prominente activista saudí Loujain al-Hathloul rechaza ser liberada a cambio de una confesión grabada en la que negara que hubiera estado sometida a torturas.

De ello ha informado este martes Walid, el hermano de la activista, por medio de un mensaje de Twitter. Según ha detallado, Loujain habría aceptado en un principio firmar un documento para negar que sufriera torturas en su cautiverio, pero solo antes de que las autoridades del reino le pidieran que hiciera tal confesión ante las cámaras.

“Pedir que (Al-Hathloul) aparezca en un vídeo y negar la tortura no parece una demanda realista”, ha indicado Walid, señalando que su familia permaneció callada durante todo este tiempo con la esperanza de que el caso pudiera resolverse en el estricto ámbito privado.

LEER MÁS: ¡Arabia Saudí y los Derechos Humanos!

LEER MÁS: 36 países condenan la crítica situación de DDHH en Arabia Saudí

En febrero, Walid había dicho que su hermana estaba siendo sometida a severos malos tratos y torturas en las cárceles del régimen de Arabia Saudí. “Cada vez que Loujain habla sobre las sesiones de tortura con mis padres veo que sus manos tiemblan de manera incontrolable. Temo que este dolor y pena se quede con ella para siempre”, indicó en declaraciones a la cadena estadounidense CNN.

 

Loujain al-Hathloul fue detenida el año pasado junto a varias otras activistas de los derechos de la mujer por las autoridades de Arabia Saudí

Según denuncian los grupos pro derechos humanos, Al-Hathloul junto a otras dos de las activistas han estado recluidas en régimen de aislamiento durante meses y sometidas a torturas, incluidas descargas eléctricas, flagelaciones y agresiones sexuales.

La detención de las referidas activistas ha generado críticas a nivel mundial, tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en octubre de 2018 por agentes saudíes dentro del consulado del reino árabe en la ciudad turca de Estambul.

Arabia Saudí es uno de los países con mayor desigualdad de género, además de acumular numerosas críticas y denuncias por violar los derechos humanos.

Las organizaciones pro derechos humanos como Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional llevan desde hace tiempo pidiendo a Riad la liberación inmediata de los activistas.

LEER MÁS: HRW urge a Arabia Saudí a liberar a las activistas detenidas

LEER MÁS: AI: activistas sufren torturas y acoso sexual en prisiones saudíes

tqi/krd/rba

Comentarios