• Silva Cuadra: Riad tiene una política “discriminadora de género”
Publicada: miércoles, 6 de marzo de 2019 17:05

Un analista achaca la represión de las activistas en Arabia Saudí al carácter discriminatorio por género de la cultura política de Riad.

“Hay un elemento cultural en la concepción de la política de Arabia Saudí, que es profundamente discriminadora de género, de las mujeres en particular”, ha indicado este miércoles el politólogo Esteban Silva Cuadra en una entrevista con HispanTV.

Silva Cuadra ha señalado en concreto la “concepción conservadora y autoritaria” de Arabia Saudí, país que carece de “lógica democrática o de respecto básico” a la mujer, lo que se evidencia en el caso del asesinato del periodista Jamal Kashoggi, ha considerado.

El analista ha considerado una “señal clara y contundente” en ese sentido la protesta expresada por la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), Michelle Bachelet, por la persecución política que tiene curso en el país árabe.

Este mismo miércoles, Bachelet ha manifestado su preocupación por la situación de las activistas retenidas en las cárceles saudíes, donde son sometidas a “malos tratos” y “torturas”.

Hay un elemento cultural en la concepción de la política de Arabia Saudí, que es profundamente discriminadora de género, de las mujeres en particular”, según el politólogo Esteban Silva Cuadra.

 

En otro momento de la entrevista, Silva Cuadra ha denunciado que los aliados occidentales de Riad “hacen la vista gorda” ante las violaciones de los derechos de la mujer y humanos en ese país.

Por todo ello, el politólogo ha enfatizado la necesidad de que la comunidad internacional presione a Riad para que se cumplan las convenciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Diferentes organizaciones y oenegés pro derechos humanos, como Amnistía Internacional (AI), han denunciado en varias ocasiones la intensificación de la represión, el arresto y la encarcelación de activistas mujeres por el régimen de Riad, que las somete a brutales torturas, agresiones sexuales incluidas.

En un informe publicado en diciembre de 2018, la agencia británica de noticias Reuters desveló que Saud al-Qahtani, un asesor —ahora destituido— cercano al príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, había supervisado en persona torturas de activistas en más de una ocasión.

Ante esa situación, diferentes grupos pro derechos humanos han exigido a Arabia Saudí que permita a investigadores independientes supervisar las cárceles saudíes y reunirse con los detenidos, una petición de la que los Al Saud hacen caso omiso.

Fuente: HispanTV Noticias

tqi/mla/nlr/alg

Comentarios