• Manifestantes llevan fotos del príncipe heredero saudí y Jamal Khashoggi frente al consulado saudí en Estambul, 25 de octubre de 2018. (Foto: AFP).
Publicada: viernes, 2 de noviembre de 2018 2:28

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Muhamad Bin Salman, se reúne con una delegación israelí tras el aumento de condenas en su contra por el caso Khashoggi.

Según informaron el jueves varios medios de comunicación, Bin Salman recibió a una delegación israelí en Riad (capital saudí), donde ambas partes discutieron una amplia gama de temas, entre ellos, las relaciones de Israel, Palestina y Arabia Saudí con EE.UU.

“Sin lugar a dudas, esta es una temporada de cambios tremendos en el Oriente Medio, y por lo tanto agradecemos la oportunidad de reunirnos en persona con líderes árabes clave para comprender sus objetivos y hacer preguntas directas”, ha señalado la delegación en un comunicado.

La delegación sostuvo además reuniones separadas con el ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí, Adel al-Yubeir, así como con los ministros de educación y asuntos islámicos del régimen de los Al Saud.

Sin lugar a dudas, esta es una temporada de cambios tremendos en el Oriente Medio, y por lo tanto agradecemos la oportunidad de reunirnos en persona con líderes árabes clave para comprender sus objetivos y hacer preguntas directas”, declara la delegación israelí sobre su reunión con el príncipe heredero de Arabia Saudí, Muhamad Bin Salman.

 

Las reuniones se produjeron poco después de que el diario estadounidense The Washington Post revelara que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, le pidiera al presidente de EE.UU., Donald Trump, que continúe apoyando a Bin Salman a pesar de condena internacional contra el príncipe saudí por el caso del periodista Jamal Khashoggi.

Khashoggi, un periodista disidente saudí que criticaba la política de la monarquía árabe escribiendo columnas de opinión en The Washington Postdesapareció el 2 de octubre tras adentrarse en el consulado de su país en Estambul (Turquía).

Mientras tanto, varias fuentes policiales turcas consideran que el periodista fue asesinado por orden directa del príncipe heredero saudí; responsable también de la agresión a Yemen y del “secuestro” en 2017 del premier libanés, Saad Hariri.

Pese a las condenas internacionales contra las políticas de Bin Salman al Saud, Israel le apoya y pide su continuidad en el poder ya que considera al príncipe heredero como uno de los aliados más estratégicos del régimen de Tel Aviv.

fmk/lvs/fmd/mkh

Comentarios