• Vídeo: 3 saudíes queman documentos tras asesinato de Khashoggi
Publicada: lunes, 22 de octubre de 2018 22:35

Un vídeo muestra a hombres, presuntos funcionarios del consulado saudí en Turquía, quemando documentos un día después de la desaparición de Khashoggi.

La televisión turca A Haber ha divulgado este lunes una grabación en la que se ve a tres miembros del cuerpo consular saudí —así los menciona el medio— quemando papeles en un contenedor de basura dentro del recinto del centro diplomático de Riad en el distrito de Levent en la ciudad de Estambul.

A Haber afirma que se intentaba destruir las evidencias relacionadas con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, crítico de la monarquía saudí.

“Esta es una forma arcaica de destruir documentos (…) Es probable que les hubiera gustado destruir completamente todas las pruebas relacionadas con Khashoggi”, dice el presentador de la cadena turca.

Esta es una forma arcaica de destruir documentos (…) Es probable que les hubiera gustado destruir completamente todas las pruebas relacionadas con Khashoggi”, dice el presentador de la televisión turca A Haber en un vídeo que muestra a tres hombres quemando documentos, tras el asesinato de Jamal Khashoggi.

 

La Policía turca ha encontrado este lunes un vehículo perteneciente al consulado saudí abandonado en las afueras de Estambul. Este coche coincide en características con el que fue aparcado fuera del edificio diplomático el 2 de octubre, día en que Khashoggi fue asesinado a manos de un equipo de 15 hombres, reportan medios turcos.

Un funcionario saudí reveló el domingo que uno de los hombres del escuadrón que acabó con la vida de Khashoggi se vistió con la ropa de la víctima para simular que el periodista abandonó la sede diplomática. Imágenes, captadas por las cámaras de seguridad turcas corroboran esta pista.

Después de que se perdiera el rastro de Khashoggi tras su ingreso el 2 de octubre al consulado saudí en Estambul, ha habido distintas versiones sobre el destino del columnista del diario estadounidense Washington Post, entre ellas que fue disuelto en ácido o desmembrado.

Pero, destaca el giro de la versión oficial de Riad. En un principio, las autoridades saudíes negaban cualquier implicación en la desaparición de Khashoggi, aunque después de 18 días, se vieron obligadas a confirmar su muerte, si bien, como resultado de una “pelea”.

La narrativa saudí, sin embargo, no ha logrado persuadir a la comunidad internacional que insiste en que se aclare el destino de Khashoggi. Al respecto la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) ha denunciado que el reino árabe intenta tapar el papel del príncipe heredo saudí, Muhamad bin Salman al Saud, en el escándalo de la muerte del periodista.

tqi/ncl/fdd/hnb

Comentarios