• Humo que se eleva tras un bombardeo en Stepanakert (Jankandi, en azerbaiyano), la capital de la región de Nagorno Karabaj, 9 de octubre de 2020 (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 10 de octubre de 2020 16:29
Actualizada: sábado, 10 de octubre de 2020 18:32

Alemania felicita el alto al fuego en Nagorno Karabaj y pide a Armenia y Azerbaiyán que lo respeten y mantengan diálogos sobre la zona en disputa.

Tras dos semanas de intensos combates, Azerbaiyán y Armenia, con la mediación de Rusia, acordaron un alto el fuego en Nagorno Karabaj, que entraba en vigor a partir de las 12:00 de este sábado, según informó el viernes el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

El Ministerio alemán de Asuntos Exteriores ha recibido con beneplácito la voluntad de Ereván y Bakú de iniciar negociaciones sustanciales con la mediación de los copresidentes del Grupo de Minsk, de la Organización para la Seguridad y la Cooperación de Europa (OSCE).

“Saludamos la voluntad declarada de ambos países de iniciar negociaciones sustanciales, con la mediación de los copresidentes del Grupo de Minsk, de la OSCE, y sobre la base de los principios básicos de la solución de conflictos”, ha señalado la Cartera alemana en un comunicado emitido el sábado.

Berlín, de acuerdo con la nota oficial, apoya los esfuerzos encaminados a solucionar el conflicto que comenzó el 27 de septiembre en Nagorno Karabaj.

 

De hecho, el presidente de Armenia, Armén Sarkisián, ha expresado la esperanza de que el cese al fuego humanitario en Nagorno-Karabaj allane el camino hacia la reanudación del proceso de paz en la región. “Espero que la tregua marque el regreso al proceso de paz”, ha enfatizado Sarkisián, citado este sábado por su oficina. Azerbaiyán, no obstante, condiciona el cese el fuego a la retirada de Armenia de la zona en disputa.

Azerbaiyán y los independentistas, apoyados desde Armenia, se acusan mutuamente de haber desencadenado el actual conflicto. El Ministerio azerbaiyano de Defensa anunció “una contraofensiva” en toda la línea del frente con Armenia, en respuesta a un ataque de Ereván. Los secesionistas armenios, no obstante, dicen que fueron blanco de los bombardeos del Ejército azerbaiyano.

Desde el inicio de las hostilidades, la comunidad internacional ha condenado ampliamente la violencia e instado a ambas partes a detener el fuego, Turquía ha sido el único país en expresar abiertamente su apoyo a Azerbaiyán.

Ambas partes viven enemistadas desde el inicio del conflicto Nagorno Karabaj en 1988, cuando este enclave, con apoyo del Gobierno de Armenia, decidió independizarse de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

En 1994, un alto el fuego puso fin al conflicto bélico entre estos países —con un saldo de 30 000 muertos—, pero no resolvió el problema, por lo que desde entonces las escaramuzas son frecuentes en la frontera.

ask/hnb/nii/