• La canciller alemana, Angela Merkel, habla durante su tradicional rueda de prensa de verano en Berlín, 19 de julio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 19 de julio de 2019 13:11
Actualizada: lunes, 22 de julio de 2019 14:39

La canciller alemana, Angela Merkel, también le reprocha a Trump sus ataques racistas contra las congresistas de EE.UU., contrarios a la “grandeza” del país.

Merkel se ha puesto este viernes de parte de las cuatro legisladoras demócratas de Estados Unidos de origen no estadounidense y ha rechazado los tuits del presidente del país norteamericano, Donald Trump, en los que pidió a las congresistas que “se volvieran” a sus países, a los que consideró “totalmente destruidos e infestados por el crimen”.

LEE RMÁS: Legisladoras atacadas por Trump afirman que no serán silenciadas

“Me distancio de esas declaraciones de forma decidida y me solidarizo con las mujeres atacadas”, ha señalado la canciller alemana en una rueda de prensa.

Asimismo, ha avanzado que dichos comentarios por parte del inquilino de la Casa Blanca “minan la fuerza” del país norteamericano, pues la fuerza de EE.UU., ha asegurado, reside en su diversidad, en las contribuciones de “personas de muy distintas nacionalidades”.

Merkel, al afirmar que los ataques racistas de Trump están en contradicción con la grandeza de Estados Unidos, podría haber hecho alusión al eslogan “Make America Great Again” (Hacer América grande de nuevo), que fue el eje central de la campaña electoral del magnate neoyorquino en 2016.

Me distancio de esas declaraciones de forma decidida y me solidarizo con las mujeres atacadas”, ha señalado la canciller alemana, Angela Merkel, en alusión a los recientes ataques del presidente estadounidense, Donald Trump, contra cuatro legisladoras demócratas de Estados Unidos de origen no estadounidense.

 

Las polémicas declaraciones del mandatario republicano han generado un debate entre los estadounidenses, la mayoría de los cuales las consideran racistas y xenófobas; no obstante, Trump volvió a defender sus posturas. Según los expertos, tales actos promueven la xenofobia y el racismo en EE.UU.

Estos comentarios se sumaron al profuso historial de declaraciones controvertidas del presidente norteamericano, como las que pronunció en enero de 2018, cuando tildó de “agujeros de mierda” a las naciones africanas, Haití y El Salvador, durante una discusión sobre inmigración, o cuando tachó a los migrantes mexicanos de “violadores”.

Trump, nacido en un país fundado por migrantes que se ha casado con una migrante eslovena, Melania, también mantiene una postura dura hacia los indocumentados. En este sentido, ha ordenado la construcción de un muro en la frontera sur del país norteamericano y ha ignorado los informes que hablan de los malos tratos de los que son objeto los refugiados en los centros de detención de EE.UU.

LEER MÁS: Trump inunda de miedo EE.UU. con amenaza de redadas masivas

LEER MÁS: ONU denuncia las nuevas restricciones de Trump a los migrantes

mtk/anz/tmv/rba

Comentarios