• Edificio del Ministerio de Relaciones Exteriores de Zimbabue en Harare, capital.
Publicada: miércoles, 19 de mayo de 2021 15:19
Actualizada: miércoles, 19 de mayo de 2021 19:06

En medio de protestas por los crímenes de Israel contra palestinos, Zimbabue da por cancelado el nombramiento de su cónsul honorario en los territorios ocupados.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores del país africano anunció que Moshe Itzhak Osdaicher, nombrado cómo su cónsul honorario en el norte de Palestina ocupada, dejará su cargo a partir del febrero de 2021.

Esto significa que el señor Osdaicher no tiene ninguna función, privilegio e inmunidad adjuntos a este puesto como se expresa en la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares de 1963 y ya no representa al Gobierno de Zimbabue en ninguna capacidad”, reza el documento difundido el lunes.

Zimbabue siempre ha apoyado los derechos del pueblo palestino ante las represiones de Israel en foros internacionales y ha enfatizado la solución de dos Estados a este conflicto, a pesar de que el régimen de Tel Aviv siempre ha buscado establecer relaciones diplomáticas y económicas con Harare, lo que finalmente resultó en el nombramiento de un cónsul honorario en los territorios ocupados palestinos el año pasado.

Desde el pasado 10 mayo, Israel, viendo “justo” el asesinato de civiles palestinos en la Cisjordania ocupada, ha lanzado innumerables ataques a la asediada Franja de Gaza, disparando indiscriminadamente a la población y las infraestructuras civiles.

 

Las protestas y marchas en solidaridad con el pueblo palestino han recorrido varios continentes. Desde Sudáfrica, Marruecos, Irán, Libia, Paquistán, El Líbano, Indonesia, Turquía hasta Argentina, Estados Unidos, Alemania y el Reino Unido, miles de manifestantes han condenado los ataques indiscriminados de Israel en la Franja y el silencio cómplice de la comunidad internacional que no llega más lejos que pedir el fin de la violencia, sin mencionar sus raíces.

La agresión israelí contra la nación palestina ha destruido cerca de 450 edificios, desplazando así a más de 52 000 civiles, según alerta la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés).

msm/rba/hnb