• Manifestante argelino protesta en la plaza de la Grande Poste, en la capital Argel.
Publicada: sábado, 22 de junio de 2019 2:30

Miles de argelinos se manifestaron el viernes para exigir una verdadera transición, lejos de allegados del expresidente Buteflika, quien renunció tras protestas.

Pese a decenas de detenciones en las afueras del emblemático edificio de la Grande Poste de Alger, punto de concentración de las manifestaciones semanales contra el Gobierno, una multitud se congregó en su cita dieciocho, al final de una semana marcada por polémicas declaraciones del jefe del Estado mayor del Ejército, el general Ahmed Gaid Salah.

El miércoles, el general Salah afirmó que una “pequeña minoría” intenta “infiltrarse” en las protestas portando “banderas distintas al emblema nacional”.

Ante ello, los participantes corearon lemas, como “Estamos unidos, sin división entre los argelinos” y “Los argelinos son hermanos”, recogió el diario local Tout sur l'Algerie.

Esto ocurrió en medio de la incertidumbre sobre el proceso electoral, después de que el presidente interino Abdelkader Bensalah afirmara a principios de mes que seguiría en el cargo hasta que se celebrasen elecciones, tras el anuncio de su aplazamiento, si bien no fijó una fecha para su celebración.

LEER MÁS: Miles de argelinos protestan contra nuevo presidente interino

 

El Consejo Constitucional, máximo órgano judicial argelino, anunció el 2 de junio que las elecciones presidenciales no podrían realizarse el próximo 4 de julio, tal como estaba previsto, tras rechazar las dos candidaturas presentadas en el plazo determinado.

El anuncio del Constitucional y la falta de una nueva fecha llevan al país a una situación incierta, ya que el mecanismo de la Carta Magna para el periodo de interinidad activado tras la salida del poder de Abdelaziz Buteflika ha creado dudas.

El artículo 102 de la Carta Magna estipula que el mandato del presidente interino, en este caso Bensalah, quien era presidente del Senado antes de su nombramiento como jefe de Estado, no puede superar los 90 días, fecha que se cumplirá el 7 de julio.

Hasta la actualidad, Salah ha mantenido el apoyo al cumplimiento de la Constitución y sus plazos para el nombramiento de Bensalah, entonces presidente del Senado, y la convocatoria electoral, al tiempo que el Ejército se ha pronunciado en varias ocasiones para garantizar su respaldo a los manifestantes.

Buteflika renunció en abril, tras 20 años en el poder, pero las protestas persisten en el país, como símbolo de rechazo a la celebración de los comicios presidenciales por la amenaza de que el futuro dirigente será elegido por el círculo del exmandatario.

ncl/ctl/mkh

Comentarios