• Talibán afirma haber conquistado Panjshir; resistencia desmiente
Publicada: lunes, 6 de septiembre de 2021 5:29
Actualizada: lunes, 6 de septiembre de 2021 22:50

El grupo armado Talibán afirma haber tomado el pleno control de Panjshir, la última provincia afgana que se resistió a los insurgentes; la resistencia lo desmiente.

Mientras los talibanes proclaman “victoria” en Panjshir, la última provincia afgana que se resiste a los insurgentes, el Frente de Resistencia Nacional, liderada por Ahmad Masud, ha asegurado en un comunicado en Twitter que continuará la lucha armada.

La afirmación de los talibanes de ocupar Panjshir es falsa. Las fuerzas del Frente de Resistencia Nacional están presentes en todas las posiciones estratégicas del valle para continuar la lucha. Le aseguramos a la gente de Afganistán que la lucha contra los talibanes y sus socios continuará hasta que prevalezcan la justicia y la libertad”, ha dicho el grupo de resistencia en Twitter.

Este lunes, el portavoz de Talibán, Zabiolá Muyahid, ha afirmado que los combatientes del grupo armado “han conquistado completamente” el valle de Panjshir y han matado a un gran número de las “bandas insurgentes”.

El vocero de los talibanes ha afirmado además que un número de los líderes del Frente de Resistencia Nacional huyeron en medio de los intensos combates en la provincia y ha asegurado a los residentes de Panjshir que estarán a salvo.

 

Los acontecimientos se producen después de que algunas fuentes comunicaran que Fahim Dashti, un portavoz del Frente de Resistencia Nacional, y el general Abdul Wudod Zara, de las fuerzas leales a Masud, habían perdido la vida en los últimos enfrentamientos con los talibanes.

El domingo, Ahmad Masud, hijo del legendario líder antisoviético y anti-Talibán afgano, Ahmad Shah Masud, dijo en su cuenta de Facebook que estaba dispuesto a detener los combates y sentarse a la mesa de negociación si el grupo Talibán también cesa los ataques a Panjshir y Andarab (un distrito en la provincia vecina de Baghlan).

Los talibanes tomaron el control del resto de Afganistán hace tres semanas y consolidaron su poder tras apoderarse de Kabul, la capital, el 15 de agosto después de que el ya expresidente Ashraf Qani huyera del país.

El colapso de Afganistán ocurrió poco después de que comenzara la fase final de la retirada de las fuerzas de Estados Unidos, a la cabeza de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que invadió el país centroasiático en 2001, so pretexto de luchar contra el terrorismo, deponer a Talibán y dar respaldo técnico al Ejército afgano. Sin embargo, además de no cumplir su objetivo, la situación se ha agravado con la ola de desplazados que buscan salir del territorio nacional por temor a una guerra civil.

ftm/fmk