• Afganos se felicitan el Eid al-Fitr, festividad musulmana que marca el fin del sagrado mes de Ramadán, 24 de mayo de 2020. (Foto: Reuters)
Publicada: domingo, 24 de mayo de 2020 18:09

El presidente afgano, Ashraf Qani, adelanta su decisión de liberar hasta 2000 prisioneros talibanes para impulsar la paz con el grupo insurgente.

“Como Gobierno responsable, queremos dar otro paso. Anuncio que se producirá una aceleración en la liberación de los prisioneros talibanes y se tomarán medidas serias para ello”, ha dicho este domingo el mandatario afgano en un discurso televisado a la nación.

De igual modo, ha instado al grupo insurgente a adoptar esta misma medida y liberar a los prisioneros de las fuerzas de seguridad de sus cárceles lo antes posible.

En su discurso, ha acogido con beneplácito el alto el fuego de tres días de duración anunciado el sábado por los talibanes con motivo del Eid al-Fitr, que marca el fin del sagrado mes de Ramadán, y ha dicho que ordenó a las fuerzas de seguridad afganas respetar también la tregua.

“Anoche ordené a todas las Fuerzas de Defensa y Seguridad que cumplan plenamente con el alto el fuego y, que solo permanezcan en posición defensiva”, ha detallado.

La decisión del Gobierno afgano de liberar a los presos talibanes forma parte de un acuerdo de paz que los insurgentes alcanzaron con EE.UU. en Catar el pasado febrero. Como parte del pacto, Kabul tiene que liberar a 5000 talibanes a cambio de 1000 miembros de las fuerzas de seguridad afganas en poder de los insurgentes.

 

El canje de presos, sin embargo, no ha avanzado bien hasta el momento debido al fracaso de las conversaciones técnicas sobre el mismo entre los talibanes y el Gobierno afgano. Como consecuencia de ello, los insurgentes han aumentado los ataques a las fuerzas de seguridad en los últimos meses.

Hasta el momento, el Gobierno de Qani había sacado de las cárceles a un millar de reos, mientras que los talibanes liberaron a varios cientos.

El acuerdo de paz de Catar obliga a EE.UU. a sacar a sus tropas y a las de sus aliados de Afganistán en un plazo de 14 meses y acabar con su prolongada presencia en el país asiático, devastado por la guerra.

Afganistán sigue en guerra pese a que ya han transcurrido más de 19 años del despliegue de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), comandada por EE.UU., so pretexto de erradicar al grupo armado Talibán y establecer la seguridad en este país. La invasión ha dejado decenas de miles de muertos, en su mayoría mujeres y niños.

ftm/anz/mrp/mjs