• Soldados de EE.UU. conversan con efectivos afganos en un puesto militar en la provincia de Nangarhar (este), 7 de julio de 2018. (Foto: Reuters)
Publicada: miércoles, 15 de agosto de 2018 7:21
Actualizada: miércoles, 15 de agosto de 2018 7:57

Al menos 15 civiles afganos han perdido la vida por los ataques aéreos de las fuerzas estadounidenses en la ciudad suroriental de Gazni.

La localidad es la escena de fuertes enfrentamientos entre las tropas afganas y los combatientes del grupo armado Talibán que se disputan desde hace seis días el dominio de esta ciudad estratégica. Aunque los extremistas se han visto obligados a retirarse desde la parte central de la zona, no obstante, los conflictos sí continúan a cinco kilómetros de la ciudad.

Mientras tanto, los medios locales han anunciado hoy miércoles que los cazabombarderos de Estados Unidos atacaron ayer el sector de seguridad número tres de Gazni, donde corre la amenaza contra las vidas civiles atrapadas en medio de este enfrentamiento armado. Al menos 15 civiles han muerto durante la operación de los militares estadounidenses.

El director del hospital central de Gazni ha precisado que 19 muertos y unos 135 heridos civiles han sido trasladados a los centros médicos de la ciudad.

De momento, no existe una cifra exacta de las víctimas de los enfrentamientos, pero ciertas fuentes afirman que alrededor de 600 personas han muerto y resultado heridas como consecuencia de los ataques de Talibán en la zona.

11 comandos murieron y otros 17 resultaron heridos en otro asalto a un centro del Ejército en la localidad” de Bati Kot en la provincia oriental de Nangarhar, ha afirmado Zabiolá Muyahid, el portavoz de Talibán.

 

En 2001, Washington y sus aliados invadieron Afganistán como parte de la llamada guerra contra el terrorismo. Bajo este pretexto recurren a ataques aéreos. No obstante, de acuerdo con estimaciones oficiales, las víctimas de tales ataques son en su mayoría civiles.

La ofensiva apartó del poder al grupo extremista Talibán, pero la inseguridad, pese a la presencia de soldados extranjeros, sigue haciendo estragos en todo el territorio.     

El mismo portavoz de Talibán, Zabiolá Muyahid, ha confirmado hoy que el grupo armado ha atacado al centro de la Policía nacional y unos puestos de control en la ciudad de Bati Kot en la provincia oriental de Nangarhar. “11 comandos murieron y otros 17 resultaron heridos en otro asalto a un centro del Ejército en la localidad”, ha agregado.

De este modo, ha informado de un ataque al convoy de las fuerzas de seguridad en la provincia de Paktiyá (este) provocando también 5 muertos y 4 lesionados entre los militares afganos.

msm/ktg/msf

Comentarios